Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 08 de Diciembre de 2019

Otras localidades

La inquisición en Madrid

La plaza Mayor de Madrid, hoy escenario de festejos, viandantes y mercadillos dominicales, fue también el lugar en donde se celebraron ejecuciones públicas ordenadas por la Inquisición. El papel de esta institución en la capital todavía cuenta con muchas lagunas y es uno de los temas de mayor interés para los investigadores

Auto de Fe en la plaza Mayor de Madrid /

El número 12 de la calle Torija de Madrid, muy cerca del Senado, es hoy un edificio histórico de buen semblante y aspecto noble. Sin embargo, pocos saben que entre sus muros de ladrillo y piedra estuvo la sede de la Inquisición. Esta institución fue el terror de la España del Siglo de Oro. Realmente desde mucho antes, pero en los siglos XVI y XVII podemos señalar como la época “dorada” de la inquisición. Ahora bien, nuestros males inquisitoriales no le llegan a la suela del zapato de lo que sucedió en Europa central en aquella época. Sí, es cierto, nuestra Inquisición era completamente light si la comparamos a la alemana, por ejemplo. Y no es que nosotros quemáramos a miles y ellos generaran el holocausto. No, realmente los que mataban a mansalva eran ellos.

De Toledo a Madrid

Nosotros nos tenemos que conformar con cuatro desafortunados, unos cuantos tontos del capirote y una leyenda negra inventada por nuestros enemigos europeos que inventaban y contaban historias de las feroces masacres que hacíamos a este lado de la frontera.

Con todo, la Inquisición metía mucho miedo. Eso no lo va a negar nadie. Y en aquella época, en la que cualquier desliz te podía llevar sin juicio ni miramientos a la cárcel de la inquisición, aún más. Hasta 1650 todo estaba centralizado en Toledo, pero desde ese año cuenta Madrid con sede propia de la Inquisición, seguramente porque aquí aumentaron los pecados que era necesario abrir la “franquicia” en la capital. En 1780 la sede se ubica en la calle Torija. Antes había estado en la calle Atocha aunque cualquier lugar era bueno para señalar y juzgar al pobre hereje.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?