Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 07 de Diciembre de 2019

Otras localidades

El acusado del incendio de la Serra admite una imprudencia: "Lo siento"

La fiscalía reclama siete años y medio de cárcel por un delito de incendio con riesgo para las personas

El incendio que arrasó la Serra de Tramuntana en julio de 2013 fue fruto de una imprudencia. Al menos todo apunta a ello tras la declaración del acusado de haber provocado el fuego tras tirar los rescoldos de una barbacoa sobre una montaña de restos de poda. La fiscalía reclama para él siete años y medio de cárcel por un delito de incendio forestal con riesgo para las personas.

El fuego quemó 2.347 hectáreas, afectó a 42 viviendas y obligó a desalojar a 750 personas. Calcinó 4.600 árboles y provocó una gasto de más de siete millones de euros entre desperfectos en las fincas de la zona y despliegue de medios para sofocar las llamas. Solo para arreglar la carretera que atraviesa esa zona de la Serra en Andratx se tuvo que invertir más de un millón de euros.

El acusado, un hombre de 58 años, ha reconocido que la noche anterior hizo una barbacoa en una carretilla junto con otras dos personas. Al día siguiente, tras comprobar que todo era ceniza, decidió lanzarlo sobre una franja de terreno cultivable que estaba limpia.

Sin embargo, las elevadas temperaturas que alcanzaban los 38 grados, hicieron que quedaran rescoldos de la barbacoa que el acusado no detectó. Todo ellos que sumado al viento que comenzó a soplar en la zona hicieron que las llamas se extendieran rápidamente. El acusado ha insistido en que los restos ya estaban fríos y ha lamentado lo sucedido.

Durante la sesión han declarado varios mandos del Seprona de la Guardia Civil que han confirmado que el fuego no fue provocado y que todo fue fruto de una negligencia.

Los agentes han coincidido en declarar que en aquella época estaba prohibido hacer fuego y era necesario pedir autorización para realizar determinadas actividades. Uno de los mandos ha explicado que el punto de inicio fue una zona con restos de poda donde se produjo una llama que diseminó el fuego. Todo se debió, han afirmado, a una imprudencia del acusado.

El monto total de las indemnizaciones que se reclaman ascienden a varios millones de euros. Tres millones 300-mil euros para repoblación de la zona afectada, más de un millón y medio de euros en carreteras y más de medio millón para los gastos de extinción tanto por tierra como por aire.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?