Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 14 de Diciembre de 2019

Otras localidades

Las toallitas húmedas, el "monstruo de las cloacas"

En la depuradora del Arroyo Culebro de Pinto, que da servicio a buena parte del sur de Madrid, se recogen dos toneladas y media al día

Un container lleno de toallistas húmedas en la depuradora de Pinto /

La asociación Española de Abastecimientos de Agua y Saneamiento (AEAS), de la que forma parte el Canal de Isabel II, lo tiene claro: las toallitas húmedas son el principal problema en las labores de depuración de aguas residuales. Taponan las estaciones de depuración como la del la Cuenca Media Alta del Arroyo Culebro, que da servicio a municipios como Fuenlabrada, Leganés, Parla Pinto o Humanes, pero también taponan las bajantes de las comunidades de vecinos y el alcantarillado urbano. Son célebres, por ejemplo, los enormes tapones de toallitas y otros residuos sólidos como bastoncillos o compresas en ciudades como Londres, Valencia o San Sebastián.

Imágenes de la campaña de concienciación para la correcta gestión de las toallitas húmedas / Víctor Rodríguez (SER Madrid Sur)

En el caso de la depuradora de Pinto cada día llegan 2,5 toneladas de residuos sólidos de este tipo, sobre todo toallitas, que deben ser desatrancadas en muchos casos a mano. Desde AEAS y el Canal insisten en que “el inodoro no es un cubo de basura”, y estos problemas suponen coste monetario y medioambiental en el proceso de regenerar las aguas para el riego de zonas verdes o su devolución a los ríos. Resumen su campaña ‘No alimentes al monstruo de las cloacas’ en la regla de las ‘3 P’: al váter sólo ‘pipí’, ‘popó’ y papel higiénico.

Desde hace unos meses ha entrado en vigor una nueva norma de certificación para la industria de las toallitas húmedas, pero es voluntaria para las empresas. Para recibir la certificación UNE (Antoguo AENOR) y que puedan ser desechables por el inodoro, las toallitas no deben contener plástico (solo celulosa), deben ser ‘desagregables’ (deshacerse tras varios movimientos) y ser biodegradables por vía aerobia y anaerobia. Debido a que esta norma es relativamente reciente y en el mercado todavía existen pocas toallitas certificadas, desde AEAS y el Canal de Isabel II recomiendan usar siempre la papelera para deshacerse de ellas.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?