Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 14 de Diciembre de 2019

Otras localidades

Estrategias contrapuestas en el arranque del juicio del 'caso Arandina'

La abogada de uno de los acusados, convencida de que van a "demostrar su inocencia"

La acusación popular,: "Está claro que los tres acusados conocían que la niña tenía quince años"

Los medios de comunicación a la puerta de la Audiencia Provincial de Burgos donde se celebra el Juicio contra los exjugadores de La Arandina. / ()

Un minuto antes de las diez y media comenzaba a declarar el primero de los tres acusados por varias agresiones sexuales a una menor arandina de 15 años, futbolistas de la Arandina en el momento de los hechos, en noviembre de 2017. Arrancaba así un juicio que ha despertado la misma expectación mediática que su instrucción, con alrededor de un centenar de medios acreditados de unos treinta medios de comunicacion.

Las declaraciones de algunos de los abogados a la entrada y salida del Palacio de Justicia de Burgos, sede de la Audiencia Provincial han sido las que han centrado la atención, al celebrarse el juicio a puerta cerrada. En ellas ha quedado de manifiesto que acusación y defensa han mantenido las estrategias que desplegaron en la instrucción: la abogada de Raúl Calvo, Olga Navarro, ha insistido en que serán capaces de demostrar la inocencia de los jóvenes y desmontar lo que ha denominado la mentira de la los hechos denunciados. “Estamos satisfechos con las declaraciones del día de hoy, porque han dicho la verdad, que no ocurrió absolutamente nada, por lo que seguimos abogando por su inocencia, que estamos completamente seguros que podremos demostrar. Vamos a desmontar los hechos denunciados que son mentira.·

Por su parte el abogado de la acusación popular ejercida por la asociación Clara Campoamor, Luis Antonio Calvo, ha afirmado, en el polo opuesto, que demostrarán la acusación de agresión sexual,

Dado que los tres acusados no han contestado a las preguntas ni de la acusación particular, ni de la acusación popular (lo han hecho solo a las de Fiscalía y sus defensas) Luis Antonio Calvo ha manifestado que se han quedado sin explicación algunas dudas que le suscita la declaración de los acusados, que también según su opinión, han incurrido en algunas contradicciones, sin explicar aun cuáles son. Calvo ha contado también la explicación que han dado los jugadores a la conversación de wasap en la que con otros jóvenes hablan de hechos similares a los denunciados, asegurando que eran bromas entre ellos. “Dicen que estaban vacilándoles a los amigos, que todo es una broma y que nada es real”.

Por lo que se refiere a una grabación telefónica de una conversación de contenido sexual con la menor y en la que parecen concertar un encuentro argumentan que era solo una estrategia para ahuyentarla porque estaba siendo muy insistente a través de las redes sociales y del teléfono con uno de ellos. “Han dicho que era una broma que estaban gastando a la niña porque estaba mandado demasiados mensajes a uno de ellos, que no hacía más que llamarle por teléfono y que era una mantera de asustarla”

En cualquier caso Calvo ha insistido en que en la sesión de mañana está la clave de este juicio, porque se escuchará el testimonio de la menor, que es la única que sabe lo que ocurrió, además de los tres acusados.

Demostrar que existió intimidación y que los acusados conocían la edad de la menor son los dos factores en los que se centrará la estrategia de la acusación popular que ejerce en este caso la Asociación Clara Campoamor. Lo ha explicado a su entrada en la Audiencia Provincial de Burgos el abogado Luis Antonio Calvo, quien asegura que hay pruebas suficientes para acreditar ambos factores. Una afirmación a la que avala la jurisprudencia del Tribunal Supremo, especialmente tras su pronunciamiento sobre el caso de La Manada, en la que la comisión de un delito en grupo se considera factor suficiente que acredita la existencia de intimidación además de abrir la puerta a considerar a los acusados responsables no de un solo delito sino también corresponsables de los cometidos por sus compañeros.

“Si no consiguiéramos acreditar la intimidación o la violencia nos encontraríamos en que es imprescindible la minoría de 16 años. Esa es la cuestión que entendemos que también, dentro de toda la prueba que se ha practicado durante la instrucción, está claro que los tres acusados conocían que la niña tenía quince años", ha dicho el letrado.

Los jugadores han entrado y salido de la Audiencia acompañados de sus abogados sin apenas dirigirse a los medios, con un escueto “estamos bien, estamos tranquilos” por parte de uno de ellos.

En la puerta del Palacio de Justicia se apreciaba desde primera hora de la mañana expectación mediática máxima, con cerca de medio centenar de periodistas de los treinta medios acreditados.

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?