Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 23 de Enero de 2020

Otras localidades

Así é Marcelo Djaló cando quita a albivermella

O albivermello fálanos da súa dura infancia, de como lle cambiou a vida a súa cativa e ata o traballo que lle costou poñerse "fino"

Marcelo Djaló foi, sen dúbida, unha das fichaxes máis controvertidas da tempada. O CD Lugo puxaba polo guineano por segunda vez malia que a opinión públia non estaba de todo convencida. Que non estaba en forma, que non convencera na súa anterior etapa... pero Djaló demostrou coma non todas as segundas partes saen mal. 

"He cambiado. Mi hija, el tiempo, la experiencia... soy otro Marcelo muy diferente al que se fue. Lo valoro todo, cada entrenemiento, cada partido...", reflexiona. O certo é que tardou en recuperalo tempo perdido nas filas amuralladas, pero cando tivo ocasión deu un golpe sobre a mesa para demostrar que voltaba con máis ganas que nunca.

Charlamos co internacinal por Guinea-Bisáu sobre o seu cambio persoal e profesional. A primera adaptación a Lugo estivo na carretera. "Tengo el coche que compré en Inglaterra y conduzco con el volante en la derecha. Al principio cuesta, pero ya estoy acostumbrado. Como al clima. Después dle frío que pasé cuando fiché por el Fulham.. volver a casa siempre es especial, y aunque el frio no guste a nadie, a mi me parece que aquí se juega de maravilla", bromea.

Con filla lucense, Djaló subliña o moi centrado que está nela. "Intento darle todo lo que a mi me faltó de pequeño. Nací en un barrio conflictivo y me apoyé en el fútbol. Lo que mis padres me podía ofrecer no es para nada comparable con lo que yo le puedo dar a ella", reflexiona.

Asegura que ser papá e xogador á vez non é tarefa fácil, ainda que o leva ben. Levantarse de madrugada con choros, acompañar á cativa o médico... "pero son reglas no escritas que tenemos que asumir al ser padres". Con todo, a súa muller está sendo fundamental nesta adaptación. "Mi mujer es una crak. Ella me ayuda en todo, en que pueda dormir, en llevar mejor la dieta..." di desbordado de ledicia.

O Marcelo de agora pouco ten que ver co Marcelo de hai dúas tempadas. O xogador medrou persoalmente "totalmente", pero a afección onde percive o cambio é na súa baixada de peso. "Cuando llegúe no estaba en forma y ahora estoy más fino, como dice la gente, porque me he esforzado mucho. Gracias a nuestra nutricionista que nos cuida y nos vigila, en casa peso todo lo que como, me mido muchísimo, descanso..."

A maiores de ser unha peza chave no 11 de Eloy Jiménez, é tamén un incondicional da selección guineana. "Para mi es un honor viajar co la selección del país de mi padre, pero tengo que reconocer que cada vez que me voy me duele más separarme de mi hija. Llego y la veo más gordita, más alta.."

Así é Marcelo Djaló cando se quita a albivermella. Dalle ó play!

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?