Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 18 de Enero de 2020

Otras localidades

Los opositores a enfermería del Sacyl tendrán que esperar año y medio para incorporarse a su plaza

Cunde el desánimo ante la desidia de la Junta que ha tardado tres meses en dar las notas mientras en otras comunidades salen el mismo día del exámen

La falta de profesionales médicos en Castilla y León choca de forma frontal con la desidia de la administración regional a la hora de adjudicar las plazas de los opositores. Un buen ejemplo es lo que están viviendo los profesionales que acudieron el pasado 12 de mayo a la oposición para enfermería y que no tendrán su plaza hasta el año 2021, más de año y medio en resolver una convocatoria que, en otras comunidades autónomas, como el País Vasco, se dirime en apenas 3 meses. Una situación que ya se dio en la anterior convocatoria regional en la que el examen se realizó en noviembre de 2016 pero los aprobados no tuvieron su plaza hasta abril de 2018, y eso que si entonces hubo que baremar algo más de 400 plazas, la última convocatoria podría complicarse aún más al ser 2.100 los expedientes que se deben baremar ahora.

Desesperación, incertidumbre e incredulidad ante la lentitud y falta de recursos de la Junta de Castilla y León a la hora de baremar y adjudicar las plazas de enfermería del Sacyl que lleva a los opositores a tener que esperar más de un año y medio para conocer sus opciones de futuro y baremar los méritos y puntos de cada aspirante. Un proceso que, se supone, está informatizado y que, sin embargo, se tarda meses en darle resolución. Un ejemplo claro de una de las afectadas que, tras aprobar el examen ha tenido que volver a presentar sus méritos, meses después de haberlo hecho ya para la bolsa de empleo, y muchos meses por delante para conocer la solución definitiva y si tiene plaza o no y dónde. Tres meses ha tardado la Junta en publicar las notas de la oposición, un examen tipo test mientras que, por ejemplo, en el País Vasco, el mismo día del examen por la noche, notifican a los aspirantes las notas a través del teléfono móvil. Los afectados se preguntan el porqué de esta lentitud.

La lentitud afecta no sólo a la adjudicación de plazas sino también, a la bolsa de empleo que sigue sin ser actualizada. Otra de las enfermeras que espera a conocer su futuro se lamenta que tiene que dejar su vacante en otra comunidad autónoma para volver a su casa y, sin embargo, esta falta de actualización de expedientes por parte del Sacyl, provoca que tenga que empezar casi desde cero, sin poder acceder a su plaza hasta 2021, sin poder hacer planes de futuro y, optando sólo a mini contratos de cobertura de bajas. Un sistema que, se supone, está informatizado no puede alargarse en más de año y medio y luego asegurar la administración regional que no hay profesionales para cubrir la sanidad pública.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?