Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 18 de Febrero de 2020

Otras localidades

Bob Pop: "No hago periodismo. Creo que soy la consecuencia de ser un lector empedernido"

Recorremos el mapa de Madrid de Bob Pop que nos lleva a su etapa de estudiante en el Ceu y a un encuentro con Martirio

Bob Pop en el estudio de A vivir Madrid /

Hoy vamos a conocer el mapa de Madrid de alguien que destaca por pensar y después por contar bien lo que piensa. La prueba es que cuando lo escuchas dices “eso ya lo había pensado, pero no sabía cómo decirlo”. Algunos dicen que es un librepensador. Él opta por decir que hace cabaret. Pero hay una definición que v más allá y está muy acertada, la dijo Andrés Lima en este mismo programa “Bob Pop es un hombre capaz de hablarte la vez de la metamorfosis de Kafka y de Chelo García Cortes sin despeinarse”. Hoy descubrimos el mapa de Madrid del autor de ‘Mansos’, de ‘Dias Ajenos’, el hijo de Mari, el marido de Mauro, el nieto de Felisa.

“Yo soy la consecuencia de ser un lector empedernido. Constantemente leo las cosas y las cuento como escritor que me gustaría ser. No hago ningún periodismo, hago una mirada transversal de las cosas”

Una rebeldía, dice, de la verdad revelada porque cuando todo el mundo dice lo mismo, él tiene la necesidad de ir más allá, de buscar, porque una cosa no puede tener solo una mirada.

Bob Pop ha llevado ‘Días Ajenos’ al Teatro del Barrio, allí pone una playlist de canciones que le encantan para que el público espere, pero cuando llega Bowie se sienta y ahí empieza el espectáculo.

Bob nació en Madrid, en Villaviciosa, estudió en el CEU de Montepríncipe, un lugar donde no ponían a Bowie, pero allí conoció a Miguel Díez, su profesor de literatura y a muchas profesoras que describe como mujeres libres.

“Mis padres querían que fuera allí porque era listo. Un amigo me dice, los padres mandan a sus hijos a colegios de pago para que no se droguen”

A pesar del ambiente conservador nadie le quitó que se subiera a la barra de la cafetería a cantar “Fumando espero”.

Hay un momento en el que Bob decide marcharse, dejar Madrid para irse a Barcelona, ahí entra en juego Mauro, su marido, a quién encargó la mudanza. Bob necesitaba despedirse bien de Madrid. Ahí también entra una canción “Alma mía”, una versión de Martirio que le recuerda automáticamente a Barcelona.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?