Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 21 de Enero de 2020

Otras localidades

CONSEJO DE MINISTROS CONSEJO DE MINISTROS Sigue la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros

¿Conoces el Tronco de Navidad de la Confitería Madarro?

Desde hace siete años, el dulce se ha convertido en toda una revolución en Lugo

Tronco de Navidad cortado /

Los y las lucenses no experimentan en Navidad. Si preguntas por un dulce navideño y tradicional en la ciudad encontrarás siempre la misma respuesta: No sé. Y es que podemos decir que no hay ninguna tradición golosa típica de la ciudad amurallada, pero lo que si tienen estos vecinos es ingenio y originalidad.

En la Confitería Madarro hace siete años a alguien se le encendió la bombilla: "Y si apostamos por el Tronco de Navidad, pero en vez de cubrirlo de chocolate lo haremos de mazapán. Así tendrá un aire más navideño", comenta Montse González, socia de la Confitería lucense.

Este dulce todavía es un novato en el paraiso del dulce lucense. Y es que llegó a la Madarro en el 2012. Desde entonces los encargos no hacen más que ir in crescendo. "El primer año nos esforzamos mucho en publicitarlo, en enseñarlo en el escaparate... pero lo que mejor funcionó fue el boca a boca". Lo que busca la clientela en Navidad es "ser originales". Por eso en una ciudad como Lugo en donde no hay un postre característico de la zona, la irrupción del Tronco de Navidad fue un éxito. "La gente lo llevaba por ser novedoso, pero después repitiron. Ahora tenemos clientes que todos los años lo piden".

Escaparate de la Confitería Madarro / Confitería Madarro

Ingredientes

El Tronco de Navidad es un claro ejemplo de como en lo simple está la riqueza. Este postre no lleva más que yema y bizcocho, para el relleno, y mazapán en su coebertura. Pero que estos tres elementos principales no les engañen,  ver el resultado final no es instantáneo. "Hay que encargarlo al menos con cinco días de margen. Cada paso del Tronco de Navidad necesita sus tiempo. Hay que hacer el tocinillo, el mazapán... y no se puede hacer de hoy para mañana".

Además, pensando en las bocas que se sentarán a la mesa, la Confitería Madarro pone a disposición del cliente dos tipos de troncos. "Pueden pedirnos el tamaño grande, que serían 31 euros, o el pequeño, que son 21. Aunque pueda parecer caro de primeras, hay que pensar que este es un producto artesanal que lleva ingredientes de primera clase. Los mejores del mercado", explica Montse.

Otra de sus ventajas es su conservación. Al hablar de mazapán, el tiempo que aguanta óptimo el postre es más del habitual. "Si lo compras el día 24, para Nochebuena, tranquilamente te llega hasta fin de año", apunta.

Si ya se les está haciendo la boca agua, no tarden, dense prisa. Ya hay quien lo tiene enacargado para recibir a Papá Noel con el barriga llega y el paladar con sabor a Tronco de Navidad.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?