Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 17 de Enero de 2020

Otras localidades

PP y Ciudadanos no conceden ni un solo euro de las ayudas para la emancipación de los jóvenes

El gobierno madrileño deja morir su programa Emancípate, que contemplaba ayudas al alquiler de 3.000 euros al año. Los dos partidos pactaron dedicarle 12 millones de euros en los presupuestos de 2019, pero no han tramitado ni una sola subvención

Ángel Garrido junto a Ignacio Aguado / ()

“Hemos hecho el presupuesto pensando en los jóvenes que quieren empezar nuevos proyectos de vida independiente. Para facilitar el acceso a la vivienda, destinaremos 12 millones de euros a través del nuevo programa Emancípate”. El autor de estas frases es Ángel Garrido, entonces presidente de la Comunidad de Madrid con el PP -y ahora consejero de Transportes con Ciudadanos-. Garrido lanzó ese compromiso durante la presentación de las cuentas de 2019. Una promesa que suscribió también Ignacio Aguado -ahora vicepresidente- y que apoyó junto con el resto del partido naranja esas cuentas en la Asamblea de Madrid.

El programa contemplaba un cheque-alquiler de 250 euros al mes durante doce meses -3.000 euros al año- para jóvenes de hasta 30 años arraigados en la Comunidad, insertados en el mercado de trabajo, pero con bajos recursos económico. Preveía incluso que el 80% del importe se pudiera recibir por adelantado y, el resto, una vez justificado el pago de la renta. Corría diciembre de 2018. Todo eran ventajas: sería compatible también con las deducciones fiscales al alquiler. Pero una cosa es predicar y otra dar trigo. Cuatro meses después, en abril de 2019, el gobierno regional anunció que cambiaba el sistema de concesión de las ayudas. Se haría de forma directa, en lugar de mediante concurrencia competitiva, para favorecer -eso dijeron- que llegaran a más beneficiarios. Ni uno ha visto un céntimo.

Los datos de ejecución presupuestaria a 31 de octubre son elocuentes. No se ha autorizado ningún desembolso del subconcepto “48313 – Ayudas a la emancipación de jóvenes”, a pesar de que los dos protagonistas de la foto presupuestaria de 2019 están hoy en el gobierno. La partida de hecho ya ha sido víctima de las retenciones presupuestarias que ha ordenado el actual consejero de Hacienda, el popular Javier Fernández-Lasquetty, para garantizar el cumplimiento del objetivo de déficit. En esencia, un bloqueo de determinados gastos previstos que -según explicó Lasquetty el día que anunció la prórroga presupuestaria- se aplicaba a “partidas que difícilmente se iban a ejecutar, pero sin afectar a los servicios públicos esenciales”. Ahí estaba el programa Emancípate.

Fuentes de la Consejería de Vivienda, que ahora dirige el popular David Pérez, argumentan que el catálogo de ayudas del departamento “se va a depurar y definir”. Pérez llegó con el programa ya concebido, pero ni lo ha dinamizado, ni tampoco lo ha cancelado públicamente -sí lo está por la vía de los hechos-. Esas fuentes reconocen que la estrategia de la consejería es ahora otra y que la gran apuesta se llama Plan Vive: la promesa de construir 25.000 viviendas públicas en toda la legislatura. Y en este punto entramos de nuevo en la fase de los buenos propósitos.

Un dato basta para poner en contexto el programa zombi Emancípate, la comparativa con una de las grandes apuestas de futuro en materia de ayudas a la emancipación del gobierno de Isabel Díaz Ayuso. La Consejería de Hacienda está tramitando una deducción fiscal para los menores de 30 años que puedan comprarse una casa. En 2021 podrán ahorrarse en su declaración hasta 1.000 euros por los intereses de su hipoteca. Llegará a apenas 6.000 contribuyentes y tendrá un coste de 3,6 millones, casi una cuarta parte del programa Emancípate.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?