Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 24 de Febrero de 2020

Otras localidades

El caos en la gestión de las ayudas a la emancipación de jóvenes abre otra brecha en el gobierno regional

Partido Popular y Ciudadanos se responsabilizan mutuamente de que no se haya entregado ni un céntimo del programa Emancípate, dotado con 12 millones de euros en los presupuestos de 2019

David Pérez (izq.), junto a Ángel Garrido (c), en una imagen de archivo /

No es ningún secreto que la cohabitación entre azules y naranjas en la Puerta del Sol no está siendo precisamente fácil. La tensión acumulada entre estos dos rivales, condenados a entenderse, se desborda de forma recurrente desde que comenzaron a gestionar juntos la Comunidad de Madrid el 19 de agosto.

El último episodio se ha vivido en los pasillos de la Asamblea de Madrid, cuando el Ejecutivo ha tenido que dar la cara a raíz de la noticia que ha adelantado la Cadena SER: el gobierno no ha tramitado ni una sola ayuda del programa Emancípate, que preveía entregar ayudas de 3.000 euros por joven en forma de cheque-alquiler, hasta un máximo de 12 millones de euros. No era una promesa electoral, o no solo. Era un compromiso adquirido por los dos partidos de la coalición -PP y Ciudadanos- y fijado en los presupuestos de este año.

El primero en abrir fuego ha sido precisamente el mismo responsable político que anunció las ayudas, el actual consejero de Transportes, Ángel Garrido. “Hemos hecho el presupuesto pensando en los jóvenes que quieren empezar nuevos proyectos de vida independiente”, dijo solemne el entonces presidente. Pero muchas cosas han cambiado desde entonces, entre otras, su adscripción política. Ahora, ya en Ciudadanos, se desentiende de la gestión del programa: “voy a hacer como hace a veces el portavoz del PP, pregúntenle al consejero del ramo”.

Dicho y hecho. Hacia popular David Pérez se han dirigido los micrófonos de la prensa. “Cuando nosotros llegamos ya estaba descartado”, ha asegurado el titular actual de Vivienda, restando el saque acusador de Garrido. Pero Pérez, que no formaba parte del Gobierno cuando se tramitaron las cuentas, ha despachado a la prensa con dos afirmaciones que son falsas. Dice el actual consejero que el programa Emancípate “es de la anterior legislatura” y no, no es cierto. Se anunció en las postrimerías del anterior ciclo político, sí; pero se incluyó en los presupuestos vigentes, los de 2019. El problema es la ejecución del plan y es ahí precisamente donde cuela la segunda falsedad. “Esos 12 millones de euros se han dedicado a lo mismo a lo que estaba pensado ese plan, a ayudas al alquiler”. Mentira, que diría un conocido gurú económico de la órbita popular. Esa partida es una de las 190 que están sometidas a retención de crédito, el cerrojazo presupuestario que ha decretado el consejero de Hacienda, el también popular Javier Fernández-Lasquetty, para garantizar que Madrid cumple con el objetivo de déficit. Ese dinero, parcial o completamente, no está disponible. Ni se ha gastado, ni se va a gastar.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?