Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 26 de Enero de 2020

Otras localidades

Lina celebra sus 60 años en la moda con 'Gratitud'

'60 años vistiendo el flamenco' es la forma con la que Rocío y Mila Montero, directoras creativa y ejecutiva de la firma, quieren agradecer a todas las personas que les han acompañado en este tiempo

Resumen del desfile 'Gratitud: 60 años vistiendo el flamenco' de Lina, celebrado en la Casa de Salinas / COCATOO

Llevan más de media vida poniendo corazón a su trabajo; puro amor por la costura. Lina 1960, la veterana firma sevillana especializada en moda flamenca, festejará hoy su 60 Aniversario con un desfile muy especial: 'Gratitud: 60 años vistiendo el flamenco'.

Lina, junto a sus hijas, Mila y Rocío Montero, al finalizar el desfile / BLANCO WHITE

“Este aniversario supone una recompensa al trabajo de todos estos años. Un regalo por el que estamos muy agradecidas”, explican Rocío y Mila Montero, directoras creativa y ejecutiva de Lina 1960, quienes con esta colección quieren expresar su gratitud hacia todas las personas que han acompañado a la firma en esta travesía.

BLANCO WHITE

El histórico desfile se ha celebrado este jueves, la Casa de Salinas (C/ Mateos Gago, 39), una cita a la que han acudido clientas y amigas de la casa, entre ellas personalidades del mundo de la moda, el flamenco y la cultura de la ciudad.

Uno de los diseños de la colección 'Gratitud', de Lina, con cinturón de piel de Lecoop / BLANCO WHITE

Durante más de medio siglo, Lina ha diseñado y confeccionado trajes para miembros de la realeza y la aristocracia, además de importantes artistas del mundo del cine, espectáculos flamencos, el teatro o la canción, lo que ha hecho que la firma logre trasladar a sus colecciones una esencia artística, estética y cultural única, creando tendencia en la moda flamenca e inspirando a otras casas de costura internacionales.

La colección

Gratitud: 60 años vistiendo el flamenco es la revisión que Mila y Rocío han hecho de todos estos años de trabajo de la firma, trasladando elementos clásicos de toda su trayectoria al momento actual, a través de su mirada particular.

Su propuesta para esta Feria de Abril, llena de creatividad y guiños a su sello personal, son diseños en blanco y negro, amarillos, turquesas y rojos. Así como grandes estampados y tejidos de calidad que proporcionan una singularidad especial a cada traje, una constante siempre presente en todas las colecciones de la historia de la firma.

Los cortes son simples y rotundos, buscando siempre embellecer la figura de la mujer. En esta ocasión, en su taller de la calle Lineros han trabajado con algodón orgánico, sedas y poliéster, así como un tejido novedoso, compuesto por fibra de maíz, que se conoce como Soroma.

La colección, de unas 30 piezas, guarda el secreto de la costura hecha a mano. Con aguja y dedal, siempre entre volantes, la pequeña gran familia de Lina 1960 pone cada jornada la máquina de coser en marcha para conseguir el mismo resultado: la mágica suma de Innovación e Ilusión; aplicando cada día la misma fórmula: Combinación de tendencias actuales con la manera más pura de entender la moda del sur, elaboración puramente artesanal, calidad en los tejidos y riqueza de adornos artesanales, como son sus inconfundibles bordados flecos y enaguas de organdí.

En esta pasarela de lujo, Lina ha vuelto a incorporar creaciones de LeCoop, una línea de accesorios de piel diseñados y elaborados en su taller de la calle Lineros que ayudan a descontextualizar sus diseños. LeCoop forma parte de la nueva imagen que Lina 1960 quiere transmitir al público.

Los complementos, inspirados en joyas antiguas, son de la diseñadora de joyas flamencas Patricia Quero. Para Gratitud, ha diseñado una colección capsula, edición limitada exclusiva para este aniversario.

El desfile ha contado con la música de Rocío Galindo, Laura Rubiales, Pablo Núñez, Raúl Condón y Javier Hidalgo “Princi”.

Relevo generacional

Desde que en 2005 tomaron el relevo empresarial y creativo, Mila y Rocío han aportado un impulso renovado a la firma, aprovechando el inestimable legado de los fundadores (Lina y Francisco), sin los cuales nada hubiera sido posible.

Ambas mantienen intacta la curiosidad y las ganas de hacerlo cada día un poco mejor. ¿Su secreto? Flexibilidad para adaptarse a las nuevas realidades de la moda y seguir creciendo sin perder los valores que dan autenticidad a la firma.

Lina Global, trajes con alma flamenca El siguiente proyecto en el que ya trabajan Rocío y Mila es lanzar Lina Global, una línea de trajes con inspiración flamenca concebidos para vestir todo el año, su propia versión de la moda flamenca adaptada a la calle. Sus clientas les han pedido en muchas ocasiones prendas que pudieran ponerse para un cóctel o una fiesta.

Y es que Lina no es solo flamenco. Por ello, en el taller siguen confeccionando vestidos de novias, madrinas, de cóctel y, como no, ropa de ensayo o baile como sus reconocidas batas de cola, patentadas por Lina, con el peso justo para que se muevan con arte.

Los orígenes de la firma

El matrimonio formado por Marcelina Fernández y Francisco Montero fundaron en 1960 la firma en un pequeño taller de costura de la Calle Salado, en Triana. Ella, siempre con la aguja, era el alma creativa del taller. Él, lleno de curiosidad y siempre avanzado a su tiempo, fue el motor empresarial de aquel sueño. Trabajadores y revolucionarios, formaron un tándem perfecto que luchó por la firma durante muchos años.

Creando tendencia

Desde sus orígenes, Lina, conocida en el sector como La maestra, ha creado tendencia en la moda flamenca. Fue la primera que decidió cerrar la sisa de los trajes, incorporar el mantoncillo y bajar el largo de los vestidos a ras del suelo. Puso de moda los escotes altos e introdujo los bordados exclusivos diseñados y realizados por la propia firma. Sin olvidar que estilizó el vestido, bajando el talle a la cadera.

Sus clientas

En la memoria de esta firma sevillana queda haber vestido a la Reina Sofía, la Princesa Grace de Mónaco y la Princesa Irene de Holanda. Y en muchas ocasiones, a aristócratas como la Duquesa de Alba y otros miembros de su familia. También, a Carmencita y Mariola Martínez Bordiú, nietas de Franco, las hijas de Carrero Blanco, la Baronesa Thyssen o Naty Abascal.

Entre las artistas que han pasado por esta casa destacan La Camboria, Trini España, Manuela Vargas, María Rosa, Merche Esmeralda, Matilde Coral o Milagros Menjíbar. También, grandes de la canción como Isabel Pantoja, Rocío Jurado, Lola Flores o Juanita Reina.

Pasión Vega, Erika Leiva, María José Cantudo y Bárbara Rey saben lo que es llevar una prenda de Lina. También, el bailaor Joaquín Cortés, que lució en su espectáculo Soul una bata de cola de 9 metros.

Para la gran pantalla, Lina ha vestido a Pepa Flores “Marisol”, Carmen Sevilla, Rocío Dúrcal o Isabel Pantoja.

Antes de pisar el Real o acudir a algún evento, contactaron con su taller Rocío Carrasco, Paloma Cuevas, María Teresa Campos, Mariló Montero, María León, Agatha Ruíz de la Prada y su hija Cósima.

Visitas guiadas a su taller

La firma acaba de poner en marcha un programa exclusivo de visitas guiadas al taller de la calle Lineros con el fin de difundir la historia del traje de flamenca desde la perspectiva del noble oficio de artesano, que conserva y dignifica esta extraordinaria tradición.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?