Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 29 de Enero de 2020

Otras localidades

200 millones en cinco años para financiar a centros que separan a niños y niñas

Las subvenciones a estos centros no han dejado de crecer desde 2015. En el último año la Comunidad de Madrid destinó casi 43 millones de euros a financiar estos colegios que el nuevo gobierno estatal ha puesto en la diana

Alumnas del Colegio Juan Pablo II de Alcorcón durante la clase de ganchillo /

Uno de los acuerdos del nuevo gobierno de PSOE y Podemos a nivel estatal es impedir la segregación educativa por razón de sexo en los centros concertados. Un modelo educativo que despunta en Madrid. Según los datos obtenidos por la Cadena SER, la Comunidad ha destinado 200 millones de euros en los últimos cinco años a financiar a centros privados que separan en clase a niños y niñas.

Aunque el número de colegios que diferencian a chicos y chicas en clase no ha variado desde 2015, desde la anterior legislatura, sí se ha ido incrementado el dinero que desde las arcas públicas se destina a esos centros, que han pasado de recibir 34,8 millones en 2015 a casi 43 en 2019. En total, en todo este tiempo, la Comunidad les ha financiado con casi 200 millones. Entre 2018 y 2019 la financiación aumentó en millón y medio.

En total son 18 centros y todos son religiosos, la mitad vinculados al Opus Dei y el resto a fundaciones católicas. El colegio Tajamar, solo para chicos, fundado por Escrivá de Balaguer, es el que más dinero se embolsó el año pasado, según los datos que ha obtenido la Cadena SER. Recibió 4,2 millones de euros, seguido de Las Tablas Valverde - 3,9 millones, otro centro vinculado al Opus, que separa a los niños de las niñas en distintos edificios, y de Fuenllana, un colegio femenino, de la misma congregación, al que la Comunidad financió en 2019 con 3,8 millones.

Entre los centros que también diferencian por sexo en las aulas y que siguen recibiendo financiación publica esta el colegio Juan Pablo II de Alcorcón que fue multado por el gobierno madrileño tras la carta que el director envió a los alumnos en la que arremetía contra la homosexualidad y que, además, fue investigado por impartir clases de ganchillo solo para chicas. Según la consejería de educación, los motivos que explican el aumento progresivo de la financiación se deben al pago de los salarios de los docentes o al crecimiento de las clases de estos centros que en este tiempo han ido sumado más alumnos.

La izquierda madrileña, contra la educación diferenciada por sexos

Los partidos que se sitúan en el flanco de la izquierda en la región esperan que el nuevo gobierno de PSOE y Unidas Podemos cumpla su promesa de impedir la segregación educativa por razón de sexo en las aulas. En declaraciones a la Cadena SER, la diputada socialista Marta Bernardo asegura que el PSOE lo ha dicho bien claro y que "en ningún caso estaremos de acuerdo en que la educación sea segregada". "Queremos que la educación sea mixta", explica Bernardo. El diputado de Unidas Podemos Jacinto Morano insiste en que van a defender que se retiren las subvenciones a estos centros, "y además hemos planteado que se regule y prohíba que se fomente la segregación". Maria Pastor, del grupo parlamentario de Mas Madrid, exige a Ayuso "que garantice los derechos de los niños y niñas y que evite que con dinero público se financie a centros que impiden que estos niños crezcan juntos en valores de igualdad". 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?