Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 01 de Abril de 2020

Otras localidades

CORONAVIRUS | Minuto a minuto CORONAVIRUS | Minuto a minuto Las últimas noticias sobre el coronavirus en el mundo

Devuelvan el color a los pueblos

Un grupo de vecinos de Guzmán denuncian las carencias sanitarias emulando a Chaplin con la grabación y difusión de unos ingeniosos cortos de cine mudo

Fotograma de uno de estos cortos

Fotograma de uno de estos cortos / Imagen facilitada

Un grupo de vecinos de Guzmán ha puesto de manifiesto las carencias sanitarias del medio rural de una manera original, creativa y muy divertida. A través de las redes sociales están difundiendo unos vídeos que emulan las películas del cine mudo donde se narran algunos gags relacionados con la falta de médicos que atiendan a la población de los pequeños municipios.

Los actores son los propios habitantes, ataviados como sus antepasados de hace más de un siglo, que escenifican el problema que implican estas carencias en unas imágenes en blanco y negro y con un acompañamiento de piano que pertenece a la película ‘El chico’, de Charles Chaplin.

De momento, hay tres capítulos. En todos se repite la leyenda “En un lugar castellano, allá por el 2020”. El argumento del primero, bajo el título ‘Esperando al doctor’, es un consultorio abarrotado de gente, que esperará en vano, puesto que la silla del doctor o doctora se descubre al final que está vacía. En el segundo, ‘La toma de la pastilla’, presenta al problema de un farmacéutico que no puede dispensar medicamentos sin la correspondiente receta a unos pacientes que no pueden aportarla porque no hay médico que se la proporcione. Y en el tercero, que se titula ‘Sana sana’, la protagonista es una niña, poniendo de manifiesto la carencias en pediatría.

Estos cortos, que emulan la sencillez y eficacia narrativa del maestro del cine mudo, se difunden bajo la consigna ‘Devuelvan el color a los pueblos’. Dice Rosa Guillén, que es la autora de la idea y la que ha organizado su grabación, que lo que se pretende es protestar de esta manera por un problema que es mejor tomárselo con humor para no deprimir más a la población. “Lo que nos faltaba es ponernos tristes y estar desesperados por la situación, así que esto nos sirve un poco de metáfora para decir que nos devuelvan el color y que no nos hagan retroceder más de un siglo”, explica Rosa Guillén.

Son más de una veintena de personas las que han participado en la grabación de estas historietas audiovisuales, pero la iniciativa no va a quedarse en estos tres cortos, que se grabaron el pasado fin de semana y que se pueden disfrutar en YouTube. Este próximo está previsto la grabación de nuevos capítulos donde se incorporarán personas que no residen en Guzmán, pero que están preocupados por familiares que sí sufren los rigores de estas carencias. En definitiva, lo que se pretende es combatir con humor la frustración que esto produce. “Hay mucha gente que quiere participar que tienen a su padre o a su madre que están solos en el pueblo y no tienen esos servicios y esa gente está colaborando, está viniendo al pueblo a grabar esos vídeos para que se difundan y la gente realmente sepa que esta situación, si no hacemos nada, se enquista y se nos queda para siempre”, añade la promotora de esta iniciativa.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?