Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 19 de Febrero de 2020

Otras localidades

Gonzalo, 77 años y enfermo del corazón, lleva un año a la espera de una cita con el cardiólogo

Este pintor jubilado de Orcasitas convive desde el verano de 2018 con cuatro 'stents', unos pequeños muelles que mantienen sus arterias libres de obstrucciones. Hoy debería pasar su tercera revisión, pero le han anulado la cita por segunda vez. En año y medio solo ha conseguido que le vea el cardiólogo en una ocasión

Isabel y Gonzalo atienden a la SER en su domicilio

Isabel y Gonzalo atienden a la SER en su domicilio / JAVIER ALONSO

Isabel, la mujer de Gonzalo Rot, ya tenía hasta los papeles listos sobre la mesa del salón para la revisión de hoy. No quería olvidarse ningún informe, así que tenía todo el historial médico de su marido sobre la mesa, pero entonces volvió a sonar el teléfono. Le llamaban del Centro de Especialidades de Orcasitas para comunicarle, con solo unas horas de antelación, que quedaba anulada ‘sine die’. Otra vez la misma historia.

Esta pareja de jubilados solo ha conseguido cita con el cardiólogo en una ocasión. Fue en enero de 2019, justo seis meses después de que a Gonzalo le implantaran esos cuatro ‘stents’ que garantizan el libre paso de la sangre por sus arterias. Antes de eso, este pintor retirado se mareaba con frecuencia porque tres de sus vasos sanguíneos presentaban obstrucciones. Ahora vuelve a estar inquieto. “Noto que cuando camino un poco rápido me fatigo”, comenta preocupado Gonzalo. “Yo hago como que no le doy importancia, pero no paro de darle vueltas”, apostilla Isabel, de 71 años.

Sus desvelos no encuentran respuesta. Desde aquel 18 de enero de 2019 no han conseguido de nuevo cita con el especialista. La cardióloga que los vio ese día dejó instrucciones claras en su informe: revisión ambulatoria cada seis meses; pero sus órdenes se han topado con la realidad de la sanidad madrileña. Esta pareja de Orcasitas empezó a preocuparse tras el verano. La cita no llegaba. En octubre tomaron la iniciativa y fueron ellos a su médico de atención primaria. Consiguieron que les dieran cita al mes siguiente, en noviembre. Dos días antes se la cancelaron e Isabel -indignada- puso una reclamación. “Solo me dijeron en el mostrador que el médico estaba de baja y no había sustituto”, dice airada. Aún espera una respuesta de la administración.

Informe médico de Gonzalo en el que se le establece un seguimiento cada seis meses / JAVIER ALONSO

La segunda cancelación le parece ya sangrante. “Me dijeron que pusiera una reclamación y, cuando les dije que ya lo había hecho, me contestaron que pusiera otra”, explica Isabel. “Nada más, no me dijeron nada más, y yo solo me veía impotente”. Ese adjetivo es el mismo que usa Gonzalo para cerrar la entrevista: “llevo toda la vida pagando y no he hecho gasto a la sanidad hasta ahora, es que me siento impotente”.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?