Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 23 de Febrero de 2020

Otras localidades

SE Servicios Sociales Familia y Discapacidad

Dadas de alta sin que puedan valerse por sí mismas

Personas mayores de Castilla y León que viven solas y no tienen quien las cuide precisan de un lugar donde poder recuperarse cuando abandonan el hospital.

La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Isabel Blanco, conversa con una usuaria en su visita a la nueva Unidad de Convivencia de la Residencia de Mayores 'Puente de hierro'

La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Isabel Blanco, conversa con una usuaria en su visita a la nueva Unidad de Convivencia de la Residencia de Mayores 'Puente de hierro' / ICAL

Aumenta la lista de espera para una de las 114 plazas de convalecencia de Castilla y León. Son plazas ubicadas en las residencias públicas para las personas que son dadas de alta tras una intervención quirúrgica en los hospitales.

Cerca de la mitad de sus usuarios de estas plazas pasan una media de 86 días en ellas y están permanentemente ocupadas “con la paradoja de que las personas que se quedan fuera no tienen más opción que acudir a las residencias privadas, siempre y cuando su pensión se lo permita” según Jorge Félix Alonso portavoz de la plataforma social de Castilla y León.

Son decenas de operaciones cada día de personas a las que se les da el alta y no tienen quien les atienda porque no pueden valerse por sí mismas y tampoco les da la pensión para costearse una residencia privada. Personas mayores que viven solas, como Auri Bernardo operada de tibia y peroné con esclerosis múltiple y dada de alta sin plaza de convalecencia asignada que ha contado su caso en la Cadena Ser.

El Secretario General de la Consejería de Familia de Castilla y León, Jesús Fuertes señala que en estos casos es complicado cuantificar la lista de espera. Según Fuertes “Uno de los objetivos es evitar estancias inadecuadas y prolongadas, de forma innecesaria, en centros hospitalarios. Estas plazas de convalecencia fueron creadas por la junta para optimizar recursos económicos puesto que una estancia en estas unidades resulta un 70 por ciento más barata que en un hospital, donde cada día de ingreso ronda los 420 euros. Mientras que el coste en las residencias públicas al día no suele superar los 35 euros.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?