Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 19 de Febrero de 2020

Otras localidades

Contaminación acústica

Bilbao intervendrá en la Plaza Nueva para amortiguar el ruido de los eventos

El consistorio limitará los eventos multitudinarios y favorecerá aquellos que no usen megafonía

El consistorio limitará los eventos multitudinarios y favorecerá aquellos que no usen megafonía

El consistorio limitará los eventos multitudinarios y favorecerá aquellos que no usen megafonía / Archivo

El Ayuntamiento está decidido a intervenir en la Plaza Nueva para minimizar los efectos del ruido que generan eventos y conciertos, y en menor medida la hostelería. Así se lo han trasladado los responsables municipales al vecindario. Es la consecuencia de un programa europeo, NoiseAbility, que pretende sentar las bases de una mejor convivencia.

"La zona de protección acústica de Uribiarte se queda corta", dicen los vecinos

Residentes, responsables municipales y hosteleros han hecho balance de la primera semana desde la puesta en marcha del plan especial de protección acústca para la zona

Parte de la premisa de que la Plaza Nueva es un "espacio urbano icónico e histórico de usos múltiples" y que la actividad pública "organizada y regulada" favorece la imagen de la ciudad. En una primera fase se contrastó, a través de encuestas y mediciones, el ruido percibido y el real.

El análisis ha concluido que existe impacto acústico y resulta especialmente molesto el uso de megafonía por la reverberación que se produce en la zona bajo los arcos. El concejal delegado del área de Movilidad y Sostenibilidad, Álvaro Pérez, explica que "se van a hacer sonometrías en las viviendas y vamos a acometer obras de la mano de Surbisa para reducir el impacto del sonido".

Matiza que no son excesivos los eventos que se celebran a lo largo del año, pero la fisonomía de la plaza genera un eco que provoca que sean especialmente molestos. Hay una decena de medidas más. Los conciertos tendrán que adecuar el volumen del sonido a los niveles en fachada. Se van a limitar los eventos multitudinarios, y reducir los de elevado impacto acústico y los privados. Las pruebas de sonido se van regular expresamente en el contrato. Y desde el consistorio se va a "favorecer" aquellos eventos que no usen megafonía.

También alcanza a los nutridos grupos de turistas y los guías. A través de la oficina de turismo se invitará a bajar el volumen de los amplificadores que usan estos profesionales. Se va a ser más riguroso a la hora de hacer cumplir la normativa para no beber en el exterior de los bares a partir de las once de la noche. La recogida de residuos no se hará en horario nocturno. La vigilancia, el control sonoro, va a ser continuo y se van a presentar los resultados periódicamente.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?