Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 24 de Febrero de 2020

Otras localidades

La cuesta de enero

El Mallorca pierde por un contundente 3-0 frente a la Real Sociedad y termina el mes un punto por encima del descenso

Raíllo y Valjent en el Reale Arena

Raíllo y Valjent en el Reale Arena / RCD Mallorca/Instagram

El equipo de Vicente Moreno es el peor visitante de la Liga, eso no es nada nuevo, un punto a domicilio en su visita a Balaídos es lo máximo que cosecha fuera de casa el Real Mallorca al que se le va a hacer cuesta arriba la segunda vuelta si sigue siendo tan frágil lejos de Son Moix.

Vicente Moreno apostó por el 4-4-2 que tan buenos resultados propició contra el Valencia, pero claro, era en Son Moix. Pasara lo que pasara ya sabían los bermellones que iban a dormir fuera del descenso, pero cierto es que el Celta, que abre la zona roja, esta semana les ha recortado un punto.

El partido comenzó con el Mallorca plantando cara en el Reale Arena, sin demasiada posesión pero con una compostura que duró 45 minutos, no más. Incluso en el minuto 8 un disparo de Lumor se envenenó e hizo trabajar a Remiro. Disparos tímidos ofreció el conjunto insular de las botas del Cucho también, pero que hacían a la Real Sociedad pensar en que su mala racha se podía prolongar.

Al filo del descanso, Reina trabajó para dejar la portería a cero tras un remate de isak y poco más, con lo que se llegaría al fin del primer acto. Al salir de la caseta el partido fue otro, el Mallorca saltó al terreno de juego, pero no estaba presente.

Menos de dos minutos tardó la Real en embotellar al Mallorca, en un centro que le cayó a Portu para que le dejara la pelota a Isak. Remate franco que puso el 1-0.

El segundo gol fue un reflejo de la segunda parte, a la Real le salía todo y al Mallorca no, gran parte de culpa tenía el fútbol que ofrecían, no sólo la fortuna. En un disparo de Barrenetxea, Fran Gámez repele el disparo involuntariamente y se  coló en la portería de Reina. Un disparo que no iba a portería se convirtió en el 2-0.

Una Real aplastante para un Mallorca que se cansó de correr detrás del balón en el segundo acto, y para cuando tenía la poca opción de hacerlo con él, ya estaba desfondado. La puntilla la puso Portu en el minuto 80, tras un disparo de Odegaard que Reina no atrapó bien, Portu remató al fondo de la red el rechace. 3-0.

Alejandro Pozo, Take Kubo y Abdón Prats fueron los tres hombres que designó Vicente Moreno para intentar hacer algo en la segunda parte, pero fue intrascendente. Una Real Sociedad que recuperó la sonrisa a costa del peor visitante de la Liga.

A pensar en el factor Son Moix, en el partido importantísimo que tiene el Mallorca la próxima jornada. Espera el Valladolid, un rival directo en la lucha por la permanencia, será el primero de los complicados enfrentamientos que tiene el Mallorca. Los jugadores son conocedores de ello. Valladolid, Espanyol y Alavés son los próximos tres rivales de febrero para el Mallorca, es pronto, pero febrero se escribe con "F" de finales.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?