Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 21 de Febrero de 2020

Otras localidades

LA LÍNEA ROJA

Es fácil limitar los daños del temporal

Y para que el oleaje no se ensañe con apartamentos, chalés y terrazas, basta con retranquear diez metros las construcciones levantadas a la orilla del mar

Cuando se habla de la aportación de fondos públicos para reparar los efectos de la borrasca que en Gloria esté, no se trata de que Pedro Sánchez se rasque el bolsillo para ayudar a los damnificados.

Somos los ciudadanos quienes pagamos a escote las reformas que sean menester, y con mucho gusto en mi caso.

Otra cosa es cuando se trata de prever los daños futuros, pero limitar el impacto del temporal es más fácil de lo que parece.

Si no queremos que viviendas y personas sean arrastradas por una torrentada, basta con retirar las casas o instituciones que han sido construidas en los cauces de los torrentes.

Y para que el oleaje no se ensañe con apartamentos, chalés y terrazas, basta con retranquear diez metros las construcciones levantadas a la orilla del mar.

Una persona con una vivienda junto al mar no es una víctima, sino una privilegiada.

No solo en el disfrute de vistas paradisiacas, sino en el excelente rédito que puede extraerle a la venta de su propiedad.

Sin embargo, todavía no podemos exigirle respeto y educación a la naturaleza salvaje y desbocada.

 

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?