Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 21 de Febrero de 2020

Otras localidades

Accidente metro Valencia

La sentencia del caso del accidente del Metro de València es "una reparación moral"

Tras el acuerdo de todas las partes, la jueza ha sentenciado "in voce". Las víctimas que insisten en que "nunca buscaron venganza solo justicia" hablan de victoria parcial porque los condenados han reconocido que no hicieron bien su trabajo

La Asociación de Víctimas del Accidente del Metro a las puertas de la Ciudad de la Justicia de València
EUROPA PRESS

La Asociación de Víctimas del Accidente del Metro a las puertas de la Ciudad de la Justicia de València EUROPA PRESS / EUROPA PRESS

CadenaSER
València

La sentencia del caso del Metro es “una reparación moral”. Una satisfacción parcial a la lucha de las víctimas durante casi 14 años. Así lo interpretan las propias víctimas y los abogados que durante este tiempo les han representado.

Por eso aceptaron la conformidad que ha permitido, con una sentencia “in voce” (dictada en la misma sala por la jueza), condenar a cuatro de los ocho acusados a penas de 22 meses de prisión que no cumplirán pero que se interpretan como una victoria porque los condenados han reconocido que no hicieron bien su trabajo. Que si lo hubieran realizado no estaríamos hablando de 43 muertos y 47 heridos. Que no se ha dicho toda la verdad durante estos años. Vicente Baeza, abogado de la asociación de víctimas, lo expresaba así: "las víctimas nunca quisieron venganza, solo justicia", solo que no vuelva a pasar.

Los otros cuatro acusados, entre ellos la directora gerente Marisa Gracia, han sido absueltos. No aceptaron el acuerdo que condena a los cuatro exdirectivos por 43 delitos de imprudencia con resultado de muerte, 37 de imprudencia con resultado de lesiones, por dos delitos contra la seguridad en el trabajo por la muerte del conductor del convoy y de la interventora.

Rosa Garrote, presidenta de las víctimas (que han hecho pasillo silencioso a los ocho acusados al término del juicio), mostraba su satisfacción a la salida. Porque han "conseguido dar la vuelta a la tortilla" a un caso que llegó a archivarse tres veces.

Ni los cuatro condenados, ni los cuatro absueltos han querido hacer declaraciones a los periodistas. Solo Marisa Gracia, la exdirectora gerente, ha negado con dos palabras haber tenido ninguna responsabilidad. “En absoluto”, ha dicho a los periodistas y no ha querido responder a ninguna pregunta.

Las cuatro personas que se han declarado culpables son el exjefe de la Línea 1, Sebastián Argente; el exresponsable de Auditoría para la Seguridad y Circulación, Juan José Gimeno; el ex director adjunto de Explotación, Vicente Contreras; y el ex director técnico, Francisco García.

De esta forma, se retira la acusación a Marisa Gracia; el que fuera director de Operaciones, Manuel Sansano; el exjefe de Talleres de Valencia Sud, Luis Miguel Domingo Alepuz; y el exresponsable de estudios y proyectos, Francisco Orts.

 

 

 

 

Así lo ha asegurado la presidenta de la asociación, Rosa Garrote, a su llegada la Ciudad de la Justicia de València, donde este lunes se celebra la que previsiblemente será primera y última jornada del juicio por el accidente de Metrovalencia de julio de 2006 que costó la vida a 43 personas y heridas a otras 47.

De hecho, ya se ha confirmado la sentencia, que condena por conformidad a 22 meses de prisión para cuatro exdirectivos de Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV), tras los acuerdos alcanzados con la Fiscalía. Por tanto, los condenados no ingresarán en prisión.

Garrote ha asegurado que están "muy contentos porque por fin se va a ratificar y a reconocer oficialmente esa mala gestión de la empresa", y cree que aunque solo hayan asumido su responsabilidad cuatro de los ocho directivos de FGV, se señala "la responsabilidad" de toda la cúpula de FGV, incluida la ex directora gerente Marisa Gracia.

"Es una satisfacción porque recoge lo que llevamos denunciado desde el primer día: que la responsabilidad no fue del conductor sino de las personas que tomaron las decisiones, de la cúpula de FGV", ha asegurado Garrote, quien cree que este acuerdo "les da la razón" y pone en valor "la lucha de estos más de 13 años".

Además, ha dicho, que este reconocimiento de culpa permite a "las víctimas pasar página", y ha considerado que lo más importante es que ese reconocimiento de responsabilidad haya llegado "de manos de los propios imputados, más que de una condena".

"Que ellos reconozcan la responsabilidad en la mala gestión por la muerte de 43 personas, creo que es muy importante y le da más valor", ha asegurado la presidenta de la asociación.

El primer presidente de la asociación, Enric Chulio, ha dicho que tenía la sensación de que aquel lunes (el del 3 de julio de 2006) "nunca hubiera acabado, pero parece que hoy sí, que hoy acabará", aunque ha afirmado que todavía le cuesta creerlo y no lo hará hasta que tenga el papel delante de los ojos.

Marisa Gracia y otros acusados han llegado al la Ciudad de la Justicia, al mismo tiempo que los representantes de las víctimas, sobre las 9 horas, pero a diferencia los familiares de las víctimas, no han querido hacer declaraciones a los periodistas.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?