Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 30 de Mayo de 2020

Otras localidades

LA HISTORIA DETRÁS DE LA CANCIÓN CON JOSÉ IBARRA

Iron Maiden y la guerra de Crimea de 1854

El grupo británico de heavy metal, recrea la batalla de Balaclava en la guerra de Crimea de 1854 en 'The Trooper'

Iron Maiden.

Iron Maiden. / Getty Images

LA HISTORIA DETRÁS DE LA CANCIÓN #84. EMISIÓN 02 02 2020

ARTISTA: IRON MAIDEN

CANCIÓN: THE TROOPER

AÑO: 1983

HISTORIA: LA BATALLA DE BALACLAVA EN LA GUERRA DE CRIMEA (1854)

VIDEO: THE TROOPER - IRON MAIDEN

Los Iron Maiden nos llevan de viaje histórico ¡al siglo XIX! Parece mentira que estos heavies ochenteros de corte clásico, es decir: melena al viento, guitarras de acero, garganta chillona, muñequera con tachuelas y patéticas poses de macho pasado de vueltas, estos pintas que tanto nos gustaban cuando teníamos quince o dieciséis años, resulta que tenían su culturilla y les gustaba un montón la Historia. No pocas canciones suyas se remontan al pasado histórico, y en esta en concreto nos narran la batalla de Balaclava, un lance bélico entre el Imperio Ruso, el Otomano y el Británico que tuvo lugar en tierras rusas el 25 de octubre de 1854 cerca de Sebastopol y en el seno de la Guerra de Crimea, allá por el Mar Negro.

La canción es bastante famosa y tiene por título “The trooper”, (el soldado de caballería), y si en vez de ser un tema de rock esto fuera un cuadro, veríamos una clásica pintura de campo de batalla: ejércitos disparando desde una colina; soldados muriendo en el fondo del valle; banderas y bayonetas; caballería y artillería; cadáveres, sangre, humo y cañonazos. Es lo que tienen en común el heavy metal y las batallas: el ruido, la ferocidad y una fascinación facilona pasto de adolescentes. Los redobles de la batería parecen cañonazos y, sobre todo, la velocidad del riff de las guitarras se asemeja al galope de los 600 caballos y jinetes británicos que son los protagonistas (y los muertos) en la batalla. La canción (o el cuadro) se termina de colorear con los gritos de su cantante, el polifacético Bruce Dickinson, los coristas y los muy agudos solos de guitarra.

Hay otra referencia cultural, y es que esta canción de Iron Maiden está basada en la letra de un poema del postromanticismo británico, “La carga de la Brigada Ligera” cuyo autor fue el poeta inglés Lord Alfred Tennyson, quien glosó con versos ostentosos aquella tremenda derrota de la caballería inglesa que sucumbió ante los cañones rusos en una batalla suicida a mediados del siglo XIX. La letra del poema épico de Tennyson habla del orgullo y del honor, con esa fascinación extraña que nos producen las guerras, pero, con menos rimbombancia los Iron Maiden nos hablan más bien del miedo a morir que tiene el soldado de caballería (The Trooper), que sabe que le han metido en un fregado, que no hay vuelta atrás y que es muy posible que muera mientras ataca. Un poquito de epopeya romántico-bélica por un lado y, por el otro, un baño de realismo sangriento y doloroso. Palabras en mármol del siglo diecinueve y guitarras eléctricas del siglo veinte. Y uno recuerda su tierna adolescencia en los años ochenta, cuando aprendíamos inglés e historia con estas canciones, en lugar de chutarnos heroína, y seguramente por eso seguimos aquí, ya ves tú.

Y nada más: hoy, en LA HISTORIA DETRÁS DE LA CANCIÓN vamos a escuchar ese galopar de guitarras heavies pensando que son 600 caballos ingleses cañoneados hace siglo y medio por la artillería rusa con el ruido de los eternos Iron Maiden en “The Trooper”.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?