Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 25 de Febrero de 2020

Otras localidades

Temporales

Olas de hasta 8 metros arrastran coches en el dique de abrigo de A Coruña

Una gran ola sobrepasa a primera hora de la mañana la duna instalada en la playa

El oleaje ha obligado a cortar de nuevo el paseo marítimo

Cedido

El mar ha vuelto a alcanzar tierra en plena alerta naranja en A Coruña, con olas de 6 y 8 metros. Cerca de las seis de la mañana, una ola ha salvado la duna de Riazor y ha inundado y esparcido gran cantidad de arena en el paseo marítimo, entre Modesto Goucuría y la Fuente de las Catalinas, lo que ha obligado a cortar esa zona al tráfico. El oleaje también ha superado el dique de abrigo, como lo hizo ayer por la tarde, y ha arrastrado varios coches aparcados allí. Por muy poco, alguno de ellos no ha acabado en el mar.

La niebla obliga a desviar tres vuelos en el aeropuerto de Alvedro

La densa niebla que ha cubierto esta mañana el área coruñesa han impedido aterrizar a tres aviones en Alvedro. Los dos procedentes de Madrid, el de las 8´45 h de Iberia, el Air Nostrum de las 10´30 y el 11´05 de Vueling de Barcelona. Han tenido que ser desviados a Lavacolla, según informa AENA. Las salidas, en consecuencia, desde el aeropuerto coruñés han sido canceladas. La situación se ha normalizado después al disiparse la niebla.

"Si una ola salta el dique de abrigo, y una vez se lo salta es capaz de mover un coche, qué no hará con una persona", advierte el director de Seguridad Ciudadana del Concello de A Coruña. Carlos García Touriñán pide reflexionar con este caso: "No podemos andar jugando con las olas ni saltándonos los precintos".

Mientras, la concejala de Ciudadanos, Mónica Martínez, ha pedido en un comunicado que se señalicen las zonas peligrosas por fuertes oleajes.

El tráfico en el paseo marítimo, zona Riazor, ha estado cortada entre las seis y las ocho y media de la mañana, hora punta, lo que ha provocado importantes retenciones de coches.

Desde las ocho y media y durante dos horas se volvió a reabrir a la circulación para luego cerrar de nuevo el paseo para así facilitar a los operarios de limpieza las tareas de recogida de la arena de la calzada. La zona peatonal ha permanecido cerrada todo el tiempo.

El oleaje en este punto de la ciudad llegó a mover tres bancos de piedra el lunes por la tarde. La alerta naranja ha pasado a ser amarilla a última hora de la mañana y así permanecerá hasta medianoche, según la AEMET.

El temporal del martes

Una ola inundó ayer por la tarde el paseo marítimo, lo que obligó a cortar el paso a peatones en esta zona y también en la de Veramar. El oleaje de más de cinco metros ha arrastrado arena, por segunda tarde consecutiva, hasta la calzada. Especialmente virulento ha sido en el dique de abril, que las olas han vuelto a saltar.

Una ola rozólos ocho metros en la boya de Estaca de Bares, según informa Puertos del Estado. En Vilano-Sisargas alcanzaron los siete metros de altura.

Segundo día con el mar en el paseo

El fuerte oleaje registrado el lunes por tarde en la costa de A Coruña también obligó a cortar el paso de peatones en el paseo marítimo. Las olas llegaron a saltar la duna, han lanzado arena contra el asfalto y han movido tres bancos. Incluso ocasionaron algún susto entre curiosos que se habían acercado a la zona.

La coraza entre Riazor y Orzán estuvo precintada y en Os Pelamios también fue  necesario prohibir el paso de personas. Los operarios de limpieza de Cespa tuvieron que trabajar en diferentes puntos del paseo para retirar la arena acumulada.

Además, en el puerto de A Coruña tuvieron que atracar dos buques para refugiarse del temporal. El Mac Pegasus lo hizo en el muelle de Batería y el Grip en el de Calvo Sotelo.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?