Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 06 de Abril de 2020

Otras localidades

CORONAVIRUS | EN DIRECTO 135.032 contagios totales en España y 13.055 fallecidos, 637 en las últimas 24 horas
Acoso escolar

"No te sientes con ese que te viola", los crueles comentarios en una guagua escolar

"En la guagua del instituto me tiraban bolas de papel. Si alguien se sentaba al lado mío le decian que no se sentara porque le iba a pegar el SIDA o le iba a violar", la historia del acoso escolar en Canarias

En 2017 más de cien jóvenes reconocieron haber sufrido acoso escolar en Canarias

En 2017 más de cien jóvenes reconocieron haber sufrido acoso escolar en Canarias / EFE

"No te sientes con ese que te va a pegar el SIDA", le decían a los compañeros del colegio a Jorge, -nombre ficticio-, durante los trayectos del transporte escolar, cuando estudiaba segundo de la ESO en Lanzarote. "En la guagua del instituto me tiraban bolas de papel. Si alguien se sentaba al lado mío le decian que no se sentara porque le iba a pegar el SIDA o le iba a violar. Yo pasaba, porque me sentía más maduro que ellos, pero una persona más débil se puede sentir sola o llegar al suicidio", revela Jorge en Hoy por Hoy Lanzarote. Hoy estudia primero de bachillerato y es uno de los "alumnos ayudantes" del proyecto de Convivencia Positiva que intenta acoger a los alumnos víctimas de acoso o con dificultades para relacionarse con los demás. Jorge está ayudando ahora a chicos y chicas más jóvenes que están pasando por su misma situación.

"En la guagua por lo menos tenía a dos amigas. No lo cuento mucho, es un tema del que me cuesta hablar con la gente, porque todo el mundo me trata como si le diera pena, dicen: 'pobrecito', 'qué puedo hacer por ti'..., pero yo no quiero que me ayuden, sino conseguir las cosas por mí mismo", explica Jorge. No se trata de un asunto de compasión, sino de respeto y convencia con la diversidad. "Cuando escuchas a un hetero en clase decir que 'pegas muy flojito porque eres un mariquita', esas cosas duelen, aunque sean de broma duelen", añade. Escucha el testimonio completo en Hoy por Hoy Lanzarote:

"En primero y segundo de la ESO se reían de mí por mi forma de vestir, me gritaban de todo en los pasillos. Un día me vestí de amarillo y todo el mundo se reía de mi, me decían que volviera a la librería porque parecía un rotulador fluorescente. A mi me da igual porque tengo una personalidad fuerte, pero a otra persona que no tenga las cosas tan claras le puede afectar de una manera muy importante", explica Carlos, -nombre ficticio-, otro de los alumnos víctimas de este tipo de abusos en clase. La Consejería de Educación del Gobierno de Canarias dispone de un servicio de ayuda y asesoramiento para jóvenes y familias afectadas por el acoso escolar en el teléfono 800 007 368.

"Los temas de convivencia son amplios y difíciles", explica Eduardo Núñez, director del CEP (Centro de Profesores de Lanzarote). "El niño que es tímido o juega mal al balón, la niña que tartamudea, el niño que se arincona porque es bajito, el que es alto y desgarbado y los demás le llaman tal o cual", añade Núñez, explicando cómo el programa de Convivencia Positiva intenta abordar estas realidades en toda su amplitud. En Canarias, alrededor de un centenar de jóvenes reconocieron haber sido víctimas de acoso escolar el año pasado. "Con el proyecto de Convivencia Positiva se intenta crear al menos en el centro un espacio seguro de acogimiento para todas las diversidades, pero las guaguas a veces son mortales, lo que pasa en una guagua de mi casa al centro", explica Marta Minguela, docente del centro y profesora de la primera FP de promotoras de igualdad que se imparte en Lanzarote.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?