Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 07 de Abril de 2020

Otras localidades

CORONAVIRUS | EN DIRECTO CORONAVIRUS | EN DIRECTO Todas las últimas noticias sobre la pandemia de COVID-19

De la vida política... a la religiosa

Jerónimo Romero, tiene 66 años, y va a cambiar su trabajo de concejal de UCIN en Manzanares por el de servidor de la orden religiosa San Juan de Dios

Imagen de Jerónimo Romero, durante uno de los plenos municipales de Manzanares (Ciudad Real)

Imagen de Jerónimo Romero, durante uno de los plenos municipales de Manzanares (Ciudad Real) / Ayuntamiento de Manzanares

Jerónimo Romero, 66 años de edad, va a pasar de ser concejal de la formación política de UCIN en la localidad ciudadrealeña de Manzanares, a ejercer su última etapa de su vida en la orden religiosa de San Juan de Dios. Un caso llamativo, aunque esperado, puesto que Romero ya sabe lo que es ser parte de dicha orden.

Una nueva andadura en la que cambiará esa vida de la política local por la religiosa. De este modo, volverá a esta orden en la que estuvo desde los 18 hasta los 24 años. Una etapa en la que descubrió su vocación por la enfermería. Una profesión que ha ejercido durante toda su vida y que comenzó a estudiar en esta misma institución religiosa.

Por ello, Romero ha renunciado al acta de concejal, que obtuvo en los pasados comicios municipales de 2019. Un acta de concejal que ya ha dejado, puesto que es incompatible sendas vidas: la política con la religiosa. Tras este importante paso en la vida de este exedil manzanareño, esta orden deberá de revisar su expediente y dar la aprobación para formar parte de esta orden religiosa.

Sin embargo, el propio Romero ha explicado los motivos de esta decisión ahora y no en otro momento de su vida. Uno de los motivos es el de no perjudicar a su partido político. En este sentido, ha asegurado que "así mi sustituta puede tomar las riendas de la portavocía y del acta de concejala y puede llegar a los siguientes comicios con cierto rodaje en la política".

Este cambio de rumbo en la vida de Jerónimo se va a materializar en unos meses, siempre y cuando la orden de San Juan de Dios acepte su entrada. Un proceso que puede dilatarse varios meses en el tiempo. No obstante, aún desconoce su destino dentro de esta congregación dedicada a las labores sociosanitarias. Todo ello, porque esta orden cuenta con más de 80 centros en diferentes puntos de la geografía española. Un destino que decidirá la propia orden, según sus necesidades de personal.

En este aspecto, este expolítico ha puesto el foco en que "no me voy a hacer cura", sino que va a servir, una vez más, a esta orden religiosa en la última etapa de su vida. Todo ello, porque durante toda su vida, ese paso por dicha congregación, le ha condicionado enormemente.

Finalmente, Romero ha destacado que seguirá sirviendo a la sociedad, ya que pasará de ese servicio a sus vecinos de Manzanares a servir a aquellas personas con menos recursos económicos. De hecho, esta orden, en su página web, pone en valor "el respeto a la dignidad de la persona, considerando este valor como de carácter universal".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?