Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 04 de Abril de 2020

Otras localidades

CORONAVIRUS | EN DIRECTO CORONAVIRUS | EN DIRECTO Las últimas noticias sobre el coronavirus en el mundo
Turismo naturaleza

Una ruta cómoda y sencilla en Uña hasta el nacimiento del arroyo del Rincón

Desde la piscifactoría, seguimos el curso de uno de los ríos con las aguas más limpias de Cuenca

Rincón de Uña, en la Serranía de Cuenca.

Rincón de Uña, en la Serranía de Cuenca. / Fernando Carreras (ecoexperience.es)

En el espacio Nos vamos de excursión que coordina Fernando Carreras de la empresa EcoExperience, y que emitimos los viernes en Hoy por Hoy Cuenca, nos acercamos hasta el nacimiento de uno de los ríos más limpios de la provincia de Cuenca y podríamos decir que de España, el arroyo del rincón en Uña.

'Nos vamos de excursión' en Hoy por Hoy Cuenca. / Paco Auñón

Para llegar, desde Cuenca salimos en dirección a Villalba de la Sierra y luego cogemos la carretera hasta Uña. Entramos en el pueblo y seguimos hacia la piscifactoría por la pista asfaltada a la misma. Una vez lleguemos allí, aparcamos el coche en el aparcamiento que encontraremos. Desde aquí salimos por la pista de tierra que hay a mano derecha de la piscifactoría y que continúa hasta el rincón.

La ruta discurre junto a otros parajes como la laguna de Uña. / Fernando Carreras (EcoExperience.es)

Es una ruta cómoda por la poca pendiente y poca distancia, en la que encontraremos una gran variedad tanto botánica como geológica y faunística. Es un recorrido muy completo dentro del Parque Natural de la Serranía de Cuenca.

En cuanto a vegetación, además del pinar negral típico de la sierra, al transitar por un espacio húmedo, encontraremos una gran variedad de bujes, espinos, rosales, enebros, chopos y sauces a orillas del arroyo.

Geológicamente nos encontramos a los pies de la muela de la Madera y debajo de la ruta del Escalerón y la Raya, de manera que veremos claramente los paredones de caliza, además de las formaciones tobáceas que encontraremos cerca del nacimiento del río.

Ruta hasta el nacimiento del arroyo del Rincón. / Fernando Carreras (EcoExperience.es)

En cuanto a fauna, no nos será difícil observar restos de hozaderas de jabalís cerca de las zonas húmedas, además de huellas de los mismos y de ciervos, corzos y gamos, también restos de excrementos de zorros, garduñas y gatos monteses. En el río es fácil encontrar la trucha común, uno de los motivos por los que la piscifactoría se ubicó aquí. Y por supuesto veremos gran cantidad de aves que habitan en los roquedos calizos, buitres, chovas, halcones e incluso águila perdicera.

El arroyo del Rincón es uno de los más limpios de España. / Fernando Carreras (EcoExperience.es)

Si seguimos la pista y nos adentramos en el bosque, veremos una especie de balsa grande en la que observamos un muro de contención y una serie de canales también de obra. Esto es debido a que, ya antes de entrar a la zona vallada de la piscifactoría de Uña, el rio se va encauzando para aprovechar así las aguas del mismo. Tanto en la balsa como en los tramos que vemos el río abierto, podemos observar la limpieza de sus aguas y como son totalmente cristalinas. Podemos ver el fondo sin problemas.

En la ruta podremos ver canalizaciones de obra. / Fernando Carreras (EcoExperience.es)

La cantidad de agua que lleve el arroyo va a depender, como es obvio, de las lluvias que haya habido en las últimas semanas o meses ya que, al estar en terreno calizo, se dan fenómenos de reventón como en el río Cuervo, subiendo mucho el caudal momentáneamente, pero llegando a quedar incluso seco en otros momentos del año.

Nacimiento del arroyo del Rincón. / Fernando Carreras (EcoExperience.es)

Pasamos la balsa y al cruzar al otro lado seguimos el arroyo aguas arriba hasta que encontramos una pequeña caseta. Aquí veremos que sale un gran chorro de agua. Se puede considerar aquí el nacimiento, aunque en épocas de lluvia también podemos ver surgencias en las zonas de barrera tobáceas que hay formadas en lo que sería el cauce inicial del río.

Seguimos unos metros y llegamos hasta el cierre de la roca, desde donde ya no podemos continuar. En este punto hay una cavidad amplia que se mete en la roca, una de las casi 300 cuevas que hay en el parque natural. Desde este punto volvemos al coche por la misma senda, haciendo un total de unos cinco kilómetros.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?