Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 06 de Abril de 2020

Otras localidades

CORONAVIRUS | EN DIRECTO CORONAVIRUS | EN DIRECTO Sigue minuto a minuto la última hora sobre la crisis del COVID-19

"¡Maricón de mierda, como te des la vuelta, te rajamos!"

Víctor escuchó esta frase mientras caminaba cerca de la calle Serrano. El Observatorio Madrileño contra la LGTBfobia ha registrado 38 incidentes de odio en lo que va de año

Banderas arcoíris que representan al colectivo LGTBI.

Banderas arcoíris que representan al colectivo LGTBI. / Javier Jiménez Bas

Víctor se graba en un vídeo para denunciar en redes sociales lo que vivió este jueves por la tarde cuando hablaba por teléfono con su madre cerca de la calle Serrano. "Iba yo hablando con mi madre y le he dicho: mamá, te echo de menos, te quiero. Se ve que lo he dicho muy afeminado, o lo que sea, y entonces escucho por detrás: '¡Maricón de mierda. Como tes des la vuelta, te rajamos!' No se lo he dicho a mi madre, solo le he dicho que luego la llamaba. Que yo pase miedo vale, que pase miedo mi madre a 400 kilómetros, no me da la gana".

Víctor no miró atrás, no supo quién o quiénes pronunciaron esa frase, no le dijo nada a su madre, que vive en Mérida, para no asustarla. Fingió que seguía hablando por teléfono y corrió en cuanto dobló una esquina. Ya en casa, llegaron el miedo y los nervios. "Vine temblando. Me hice una manzanilla. No cené porque tenía el estómago cerrado. Es que no he podido dormir porque cada quince minutos me despertaba de sobresalto", explica Víctor aún con nervios.

Este joven de 23 años recuerda que la frase que le provocó el miedo llegó después de decirle a su madre que la quería y que la echaba de menos. "Se ve que lo diría de una manera muy afeminada o que gesticularía mucho y no les debe parecer bien porque fue cuando me dijeron eso. Supongo que si hubiera ido con una actitud más masculina, por así decirlo, no me habrían dicho supongo". Y piensa si solo es seguro el barrio de Chueca. "En Chueca creo que yo y mucha gente del colectivo nos sentimos arropados, nos sentimos seguros. He visto a personas homosexuales que saliendo de Chueca se dejan de dar la mano por miedo a llegar a Sol y que ocurra algo". 

Desde el Observatorio Madrileño contra la LGTBIfobia su director, Rubén López, recuerda que un incidente verbal como el que ha sufrido Víctor es una intimidación fuerte y que genera inseguridad a la persona y señala a ciertos discursos políticos de fortalecer a las personas que provocan estos incidentes de odio. "Estamos bastante preocupados de cómo se está torciendo el consenso social que había, al menos, en la defensa de nuestros derechos. Había un consenso social que ahora está roto y que esto nos perjudica porque legitima a quienes creen que no hay que tratarnos de la misma forma que a cualquier otra persona".

López suma también a ese tipo de discursos la campaña de la asociación ultraconservadora Hazte Oír que "aunque directamente no incitan al delito de odio sí que hacen daño e intimidan como la que ha salido en las marquesinas de un montón de municipios de Madrid donde hablan de que estamos adoctrinando en las aulas". 

En lo que va de año este observatorio ha recogido 38 incidentes de odio, verbales o agresiones físicas. Los datos provisionales del año pasado arrojan, de momento, la cifra de 293. 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?