Viernes, 05 de Marzo de 2021

Otras localidades

LA VENTANA | PREMIOS GOYA LA VENTANA | PREMIOS GOYA 'La Ventana' desde Málaga: 35ª edición de los Premios Goya

Más puntos de recarga para favorecer la expansión del coche eléctrico

Es la petición lanzada desde el grupo PSA, al que se suma la Asociación de Usuarios de Vehículo Eléctrico en Zaragoza (AUVE)

2 tercios de las electrolineras aragonesas se concentran en Zaragoza. El resto se dispersan por el territorio, sobre todo en ruta hacia Madrid. Son casi inexistentes en la AP 2 sentido Barcelona, lo que complica ese trayecto.

Coche eléctico en plena recarga

Coche eléctico en plena recarga / GETTY IMAGES

n

En la presentación del Corsa 100 % eléctrico, el director comercial de PSA para España y Portugal fue claro a la hora de exponer los puntos débiles para la expansión de los vehículos de bajas emisiones: "La escasez de puntos de recarga y la antigüedad del parque automovilístico". Christopher Prevost señalaba la necesidad de que "las administraciones públicas impulsen un plan de incentivos que incluya la creación de una red nacional de infraestructuras de recarga. También deben favorecer la renovación de los vehículos con ayudas que favorezcan la compra de uno de bajas emisiones".

Coinciden desde la Asociación de Usuarios de Vehículo Eléctrico en la necesidad de aumentar el número de electrolineras. La mayoría de los puntos de recarga están en Zaragoza, y tampoco son muchos, "apenas una docena", según explica Cesar Bernal, el delegado en Zaragoza.

Entre 20 y 30 minutos, el tiempo de estirar las piernas y tomar un café, cuesta recargar las baterías, algo que es más sencillo si viajamos hacia Madrid. "En ese sentido, sin problemas. Tenemos un buen número de puntos para recargar. Los hay también en Huesca capital y en alguna población como Sabiñanigo. En Teruel destacamos Cedrillas o Alcañiz", detalla Bernal. Mas dificil está el viaje entre Zaragoza y Barcelona por la AP-2 donde no hay infraestructuras.

Pocos vehículos electricos y pocas electronileras. Son dos conceptos que se retrolimentan y que acaban complicando este tipo de movilidad limpia. Un circulo vicioso que podría romperse

La Comision Nacional de los Mercados y la Competencia ha aprobado reducir el término fijo de potencia para los puntos de recarga eléctrica. " Ahora, tener uno podía suponer hasta 5.800 euros al año solo por ese fijo de la factura. Si a eso se suma que no hay volumen de vehículos que reposten, se hace complicado amortizar la inversión. Ahora habrá mucha gente que pueda planteárselo", explica César Bernal

Además,  desde la Asociación de Usuarios de Vehículo Eléctrico continuan demandando al gobierno, no tanto ayudas para la compra, sino un plazo de unos cinco años en los que estos automóviles estén exentos de IVA, lo que abarataría su coste. 

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?