Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 02 de Junio de 2020

Otras localidades

ESTADO DE ALARMA ESTADO DE ALARMA El Consejo de Ministros aprueba solicitar al Congreso la última prórroga del estado de alarma hasta el 21 de junio
La Ventana de la Memoria

José María Piris: el primer niño que mató ETA

Este domingo se cumplen 40 años del primer atentado que costó la vida a un niño en Azkoitia e hirió gravemente a otro, Fernando García

Este domingo se cumplen 40 años del primer ataúd blanco del terrorismo etarra.

Este domingo se cumplen 40 años del primer ataúd blanco del terrorismo etarra. / Cadena SER

La bomba estaba destinada a un guardia civil que aparcaba en la zona, pero el destino quiso que, al arrancar, se desprendiera de los bajos del vehículo y quedara intacta en la calle. "Era como un cuadrado con imanes", cuenta en 'La Ventana de la memoria' Fernando García.

Fernando García / Cadena SER

Él tenía once años el 29 de marzo de 1980, cuando volvían de un partido de fútbol en el coche de su padre, su amigo José María Piris, de trece años, y un tercer niño, Vega. "José Mari gritó "un paquete" y salió corriendo, como quedaba enfrente, llegó el primero. Yo di la vuelta y eso me salvo".

Portada de El Correo Español / Cadena SER

Fernando resultó herido de gravedad en ojos, oídos y pulmones. Estuvo 22 días en la UCI. Reconoce que el atentado "no me ha influido en exceso. Lo bueno es que me tocó siendo un niño, no te enteras de nada, me han protegido mucho mis padres, mi entorno...no lo he vivido mal, quizás ahora, por las secuelas físicas que tengo.He reclamado varias veces ayuda institucional. Yo del ojo derecho no veo y perdí mi trabajo a raíz de ello. En ese sentido, me siento un poco desamparado. Cuando me quede ciego, igual me dan algo".

Abel Uceda / Cadena SER

Sobre sus agresores, la banda terrorista ETA, que antes de disolverse pidió disculpas a algunas de sus víctimas, no objetivo directo, como él, cree que "pedir disculpas es fácil. Lo único bueno que ha habido es que han dejado de matar. Por mi parte, el perdón no lo han tenido ni lo van a tener en la vida".

A los niños y niñas víctimas de ETA, los llamados ataúdes blancos, Abel Uceda les dedicó el libro 'Voces contra el silencio'. Uceda, que perdió a su padre con veinte años, decidió hacerlo "porque son los más débiles y los que no tienen nada que ver con un conflicto, con una guerra". Uceda confiesa que "me da rabia cuando se habla de daños colaterales. No hay nunca". En su libro computa y cuenta la historia de 32 víctimas.

La reflexión final del programa es de Lourdes Oñederra, un extracto de su intervención en el In Memoriam de Fernando Buesa el pasado 20 de febrero de 2020.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?