X
Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte publicidad personalizada a través del análisis de tu navegación, conforme a nuestra política de cookies

Radio Murcia

Thaderconsumo advierte de un aumento de ciberestafas por la crisis del coronavirus

Thadersoncumo también ha denunciado casos de intentos de estafa a farmacias y empresas relacionadas con el sector de la salud / Foto: Getty Images

La Federación Murciana de Amas de Casa, Consumidores y Usuarios (Thaderconsumo) ha alertado del aumento de las estafas sanitarias y bancarias a través de Internet desde el inicio de la crisis del COVID-19, informaron fuentes de la organización en un comunicado.

"Se han detectado casos como ofrecer suscripciones gratuitas durante cinco años a plataformas de música digital o de contenido multimedia y suplantaciones a instituciones como Unicef o la OMS, todas solicitando datos personales con motivo de alguna campaña relacionada con el coronavirus", señalan desde Thaderconsumo.

La Federación también ha denunciado casos de intentos de estafa a farmacias y empresas relacionadas con el sector de la salud, en los que se les ofrecen grandes cantidades de mascarillas y productos muy demandados por la crisis sanitaria.

"Debemos estar alerta, pues ni las instituciones publicas están a salvo, como es el caso del Govern catalán, que ha presentado una denuncia ante los Mossos d'Esquadra por posible estafa al intentar adquirir batas de protección y mascarillas para el Instituto Catalán de la Salud (ICS) por el déficit de material sanitario para combatir el virus". La cuantía del contrato, supuestamente una estafa, asciende a 35 millones de euros.

La Federación ha advertido de otros ejemplos de ciberdelitos comunes que usan el gancho del COVID-19 como son los 'spams' --envíos masivos de correos electrónicos--; aplicaciones maliciosas; e-mails falsos con documentos adjuntos maliciosos --'ransomware' o secuestrador de datos-- y tiendas virtuales en las que, al comprar, clonan la tarjeta bancaria.

"Esto ocurre porque la gente es más vulnerable en esta situación y puede bajar la guardia para conocer las últimas noticias de la pandemia o comprar mascarillas, entre otros productos", ha añadido Thaderconsumo.

Otro de los fraudes denunciados por la organización es el conocido en la jerga informática como 'gusano', una subclase de virus que realiza copias de sí mismo hasta colapsar los equipos y que llega mediante un mensaje de móvil en el que se ofrece una aplicación con la que conseguir mascarillas sanitarias.

El enlace lleva a una página falsa donde comprarlas que, en realidad, sirve para robar los datos de la tarjeta del usuario. Una vez se hace clic en el enlace, el mensaje se reenvía a todos los contactos de la agenda.

Además, la Guardia Civil investiga una nueva estafa en la que los autores se hacen pasar por la Agencia Estatal de Administración Tributaria (AEAT) para cobrar facturas falsas a las empresas, aprovechando la "confusión generada" para pedir el pago de facturas irreales en nombre de este organismo.

La reclamación se produce vía correo electrónico con el asunto 'Denuncia de facturas no declaradas'.

Los investigadores han comprobado que el dominio de la dirección de correo electrónico del remitente, que se visualiza en el apartado 'from', es el mismo que utiliza la AEAT, '@correo.aeat.es'.

Asimismo, desde Thaderconsumo han observado en la Región "repuntes de estafas" en los que, a través de mensajes de texto o correos electrónicos, se hacen pasar por una entidad bancaria, informando de cambio de condiciones en la cuenta.

Dicho correo suele llevar un archivo adjunto o un link que descarga 'malware' --programa malicioso-- en la terminal para robar los datos.

RECOMENDACIONES PARA NO CAER EN ESTAFAS

Para no ser víctima de una estafa, la Federación aconseja verificar el nombre de la persona o compañía que ofrece artículos médicos o modificaciones de las condiciones de sus servicios, llamando a la compañía para que sea ésta quien, por teléfono, las mande por escrito al domicilio, si así fuese.

Además, recomienda verificar la autenticación de la página donde ingresa el dinero; hacer una búsqueda de la empresa; tener cuidado si se pide realizar un pago a una cuenta bancaria alojada en un país diferente al de la entidad; utilizar siempre las plataformas de pago de las webs, ya que el pago externo exime de responsabilidad a la empresa que aloja el servicio fraudulento, y no acceder a enlaces ni abrir archivos que no se esperan, aunque parezcan oficiales.

En el caso de que se sufra una estafa, hay que avisar al banco para suspender el pago y ponerse en contacto con la Guardia Civil a la mayor brevedad posible a través del correo electrónico 'ciberestafas@guardiacivil.org'.