Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 31 de Mayo de 2020

Otras localidades

El día a día en una residencia arandina

Hablamos con Beatriz Núñez, trabajadora social de La Luz, para conocer cómo están llevando este confinamiento y qué medidas efectivas han tomado para conseguir que no haya ningún infectado

En plena crisis del coronavirus, la vista está puesta en las residencias de ancianos. En ellas se encuentra la población de riesgo ante este virus, que aunque no entiende de edades, afecta más a personas de mayor edad. Por ello, el cuidado de nuestros mayores y la responsabilidad de quienes pasan las horas con ellos ha aumentado notablemente. Y así nos lo cuenta Beatriz Núñez, trabajadora social del hospital-residencia La Luz, que nos cuenta cómo están sobrellevando este día a día.

“Hay que reconocer sobre todo la labor del personal sanitario y no sanitario, los que aportan su granito de arena para levantar todo esto… Yo describo aquí calma tensa, de 120 usuarios no tenemos casos positivos y estamos dándolo todo, el plan de prevención que llevamos a cabo desde un principio está resultado muy efectivo”, relata. Un plan cuyo acierto también está supeditado a la prontitud con la que comenzó a gestarse, allá por el mes de febrero.

“En general todas las familias han colaborado y comprenden la situación… Nuestros usuarios son conscientes de lo que pasa porque poco a poco se lo hemos ido contando, y están colaborando todos aunque sea duro”, detalla Núñez, asegurando que todos ellos en cualquier caso “están comunicados con sus familias”. Y es que los trabajadores sociales y todo el personal que está con nuestros mayores adquieren una relevancia dimensionada en estos momentos tan importantes, no solo cuidando de todos ellos, sino también con toda la atención y distracción que precisan.

Hospital-residencia La Luz / Imagen facilitada

Por suerte, en La Luz no está faltando material ni personal. En cualquier caso, están en contacto constante con todos los sectores para que todo lo que precisen llegue a sus puertas. Y si algo hemos aprendido, es que la prevención sí da resultados, y se han logrado en esta residencia arandina que, a través de medidas restrictivas implantadas desde un primer momento, ha conseguido que este maldito virus no afecte a ninguno de sus usuarios. Ojalá muy pronto, en el resto de residencias, puedan decir lo mismo.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?