Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 31 de Mayo de 2020

Otras localidades

Primeras horas de enfado de los médicos de Primaria en el Hospital de IFEMA

Este viernes estuvieron hacinados en una de las salas mientras recibían órdenes. Los propios facultativos se quejaron de la falta de coordinación y de protección

Imagen de una de la salas de IFEMA donde se concentran los médicos de Atención Primaria a la espera de recibir la charla formativa del hospital de campaña

Imagen de una de la salas de IFEMA donde se concentran los médicos de Atención Primaria a la espera de recibir la charla formativa del hospital de campaña / Cadena SER

La Comunidad de Madrid ha decidido cerrar 46 centros de salud para que todos sus profesionales sean derivados al hospital de campaña de IFEMA. La mayoría de ellos llegaron este viernes por primera vez. Tenían que recibir las indicaciones de cómo debían coordinarse para la atención sanitaria de todos los pacientes con coronavirus que han sido derivados a este megacomplejo sanitario con 5.500 camas hospitalarias. El problema es que esa charla informativa se descontroló, se alargó y acabó provocando que hubiese más de medio centenar de médicos – tal y como que se puede ver en la foto- a menos de un metro, todos sin guantes y algunos, incluso, sin mascarillas y sin gorro.

“Esto es una vergüenza. Llevamos una hora todos aquí concentrados sin protección ninguna. España en cuarentena y nosotros así, acojonante”, es el mensaje que circula uno de los médicos a sus propios compañeros, molestos con la decisión de la Comunidad de Madrid de derivar recursos de atención primaria al hospital de IFEMA.

La propia Consejería de Sanidad reconoce que hubo algo de descoordinación en el día de ayer, pero la situación este sábado se ha normalizado, según explica un portavoz de Sanidad. Todos los médicos han recibido ya un manual para saber cómo deben organizarse y se han habilitado salas más reducidas para dar ese tipo de información.

Entre los mensajes que reciben, por ejemplo, les explican que hay dos turnos, de 8 a 15 horas y de 15 a 22 horas, donde hay un internista de referencia, dos supervisoras de enfermería por módulo y turno; una dentro que organiza la coordinación de cosas que faltan entre controles y personal, y otra fuera, que establece las entradas y salidas de los turnos de trabajo que son diarios – con días de libranza a la semana-.

En cada turno médico, a primera hora se hace un pase de visita y posteriormente se antienden los casos de síntomas nuevos y nuevos ingresos. En esa circular también se informa que todos los profesionales tienen comida y bebida gratuita en fooftrucks.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?