Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 31 de Mayo de 2020

Otras localidades

El Ministerio de Sanidad desmiente la versión de Ayuso sobre el veto a las viseras impresas en 3D

La presidenta madrileña dice que han rechazado el uso de esos equipos de protección de fabricación casera porque antes deben ser "homologados por el Ministerio de Sanidad". Desde departamento lo niegan, aseguran que los equipos de protección no son productos sanitario y por tanto "no son competencia de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios"

La presidenta, Isabel Díaz Ayuso

La presidenta, Isabel Díaz Ayuso / COMUNIDAD DE MADRID

La guerra abierta entre la Comunidad de Madrid y el Ministerio de Sanidad continúa, esta vez, con los equipos de protección impresos en 3D a través de voluntarios. Tal y como informó la SER, el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso se ha visto obligado a desautorizarse a sí mismo y renunciar a usar esas viseras de fabricación casera porque "no estaban homologadas por la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios - dependiente del Ministerio de Sanidad-", según explicó este domingo un portavoz de la Consejería de Sanidad a esta emisora.

La propia presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso han justificado el veto a esas mascarillas de protección impresas en 3D alegando que no contaban con la homologación de la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios (AEMPS), “el Ministerio de Sanidad debe probar cada uno antes de homologarlo, para asegurarse de que funcionan a la perfección”, escribió en su cuenta de Twitter Isabel Díaz Ayuso.

Pues bien, en el Ministerio de Sanidad desmienten esa versión, “los equipos de protección individual no son productos sanitarios, por lo que no son competencia de la AEMPS. Le sugerimos que se ponga en contacto con el Instituto Nacional de Seguridad en el Trabajo (INSST)”, explican a la SER desde ese Ministerio, a través de una escueta respuesta.

Autorización de la Consejería de Sanidad para la utilización de las protecciones impresas en 3D / Cadena SER

Esta emisora se ha puesto en contacto con el Ministerio de Trabajo, su explicación es que al INSST no le ha llegado ninguna solicitud del Gobierno de la Comunidad de Madrid para que certifiquen esas viseras de protección. Solo con ese certificado, según explican a la SER desde el Ministerio de Trabajo, "el fabricante puede sumistrar sus producto con la etiqueta CE", es decir, el pasaporte para los productos, garantizando su libre circulación en el Espacio Económico Europeo (EEE).

La confusión en el Gobierno madrileño es absoluta. Ahora en la Consejería de Sanidad dudan sobre quién debe homologar esos equipos, lo único que tienen claro es que "no están homologados", insiste un portavoz de este departamento. Desde este pasado domingo, la Consejeria de Sanidad no aclara por qué autorizaron y validaron entonces el uso de esas máscaras de protección casera sin haber esperado a conseguir la homologación necesaria. De momento no hay respuesta oficial.

Lo único cierto es que en tres días, la Consejería de Sanidad pasó de permitir el uso de ese material a prohibirlo. En la orden, a la que ha tenido acceso la SER, se menciona simplemente que se "deja sin efecto la aprobación y validación de uso para personal sanitario en situación de urgencia", es decir, anulan la misma orden que habían validado días atrás, pero sin dar ningún tipo de explicación.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?