Sociedad

Cartas que unen a pequeños y mayores

El Colegio de Milagros y la residencia de ancianos de la localidad no dejan de cohabitar a pesar de la crisis por el coronavirus. Ahora los alumnos escriben textos a los ancioanos manteniendo vivo el espíritu del programa intergeneracional creado desde el centro educativo. "Los echamos de menos, son la alegría", afirma Pilar, una de las usuarias del hogar de mayores

Aranda de Duero

El Colegio Rural Agrupado Valle del Riaza y la Residencia Hogar María de Molina, de Milagros no han dejado de cohabitar a pesar de la crisis sanitaria por el Covid-19.

Inmersos a lo largo del año en un proyecto de convivencia intergeneracional entre niños y mayores, ahora el aislamiento no ha evitado que permanezca ese contacto, aunque de otra forma. De este modo, el centro educativo planteó la idea de que los pequeños que escribieran cartas a sus compañeros mayores.

Una tarea que unos realizan encantados y otros reciben aún más entusiasmados. Así, lo ha repasado, Pilar, usuaria de la residencia, que ha manifestado, este viernes en la SER, que "los echamos de menos. A mí me encantan los niños ellos son la alegría".

Hasta la fecha, tanto niños como mayores se encuentran en perfecto estado de salud esperando para poder reencontrarse y seguir siendo parte de una misma historia, la de sus vidas.

En el audio que encabeza esta información puede reproducirse la entrevista que la maestra Isabel Diaz-Emparanza e Isabel Pardilla, cuidadora, junto con la usuaria, Pilar, han compartido este viernes en la antena de El Banquillo de la Resistencia.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad