Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 27 de Mayo de 2020

Otras localidades

LA FIRMA CON JOSÉ IBARRA BASTIDA 06/04/2019

Dos hombres buenos

Pedro, un clásico empresario del metal en Cartagena. Javi, un jardinero con tendencias muy de izquierdas, les unió la condición humana

José Ibarra.

José Ibarra. / Radio Cartagena SER

Emitido en 'Hoy por Hoy Cartagena' de Radio Cartagena SER el 06/04/2020

Los conozco a los dos. A Pedro y a Javier. Pedro me dio trabajo una vez, y me pagó muy bien. Javier es amigo mío desde la adolescencia. A priori, eran hombres antagónicos. Cuando supe que trabajaban juntos, me dije que no podía ser, que eso iba a acabar mal. Pedro, un clásico empresario del metal en Cartagena. Javi, un jardinero con tendencias muy, muy de izquierdas. Si aplicamos los clichés y prejuicios habituales que la mayor parte de la gente tiene, Pedro tendría que haber sido ese tipo de empresario ambicioso, despiadado y sin corazón, y Javier, el jardinero que fundó Podemos en Cartagena, pues tendría que haber respondido a la imagen tópica del perroflauta antisistema, radical y sin cabeza.

Pedro Saura Cabello, empresario cartagenero fallecido por coronavirus. / José Ibarra

Resulta que el empresario adinerado tenía un huerto y necesitaba alguien que lo cuidara, y Javier tenía un oficio y necesitaba que alguien le diera trabajo. El uno se fio del otro y hace ya diez años Javi le poda los limoneros, le cuida los baladres y se encarga de que haya lavandas que den buen olor o hibiscus que sean vistosos y aquello esté presentable para que el empresario invite, con su generosidad conocida, a sus familiares y amistades a sus comidas dominicales en la casa de campo.

Y los sábados, Pedro se acercaba por la finca un poco para ver cómo iba todo y un poco para pegar la hebra con Javier y almorzar juntos, porque ellos mismos decían que lo suyo era amistad. Sorprendentemente, el empresario que parecía que no tenía corazón le pedía consejos al jardinero que parecía que no tenía cabeza. Porque, en realidad, estos dos hombres eran lo contrario a lo esperado. Pedro preguntaba y Javier aconsejaba. Le haría caso o no, pero Pedro siempre le escuchaba. Porque Pedro, el poderoso, era un hombre sencillo, y Javier, el jardinero, es un hombre muy sabio.

Javier Escarabajal Castejón. / José Ibarra

Pero en esta puñetera vida tanta grandeza no podía durar mucho, por desgracia. El maldito bicho este del coronavirus se ha llevado por delante este viernes de Dolores a Pedro Saura Cabello, que ha fallecido tras veinte días de hospital, y el que está muerto de pena ahora mismo es Javier Escarabajal Castejón. Dice Javi que no ha perdido a un jefe, sino a un compañero y a un amigo. Los pongo con sus nombres y apellidos porque me da la gana, porque no son personajes de un cuento, sino personas reales que merecen un homenaje, y porque en este tiempo de odio cainita estos dos hombres buenos nos dan una gran lección a todos.

José Ibarra.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?