Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 31 de Mayo de 2020

Otras localidades

Coronavirus Covid-19

Al menos 4.750 ancianos han muerto en residencias en la Comunidad de Madrid

Del total, solo a 781 se le habían realizado las pruebas y habían dado positivo en coronavirus, 3.479 tenían síntomas

Ya se han revisado 455 residencias y la UME y Bomberos han desinfectado 176 en toda la región

Personal sanitario del Hospital de Navarra.

Personal sanitario del Hospital de Navarra. / Eduardo Sanz - Europa Press (EUROPA PRESS)

Al menos 4.750 ancianos han muerto en residencias en la Comunidad de Madrid, de ellas, 3.479 con síntomas de COVID-19 pero sin test y 781 confirmadas a través de test, según los datos aportados por el Ejecutivo de Díaz Ayuso al Gobierno central. Se han revisado 455 residencias y la UME y Bomberos han desinfectado 176 en toda la región. La Comunidad de Madrid ha inspeccionado 455 residencias de ancianos desde la declaración del estado de alarma por coronavirus, 360 de ellas desde la puesta en marcha del plan de choque el 27 de marzo; mientras que la Unidad Militar de Emergencias y el Cuerpo regional de Bomberos han desinfectado 176 geriátricos, ha informado este miércoles el Ejecutivo autonómico en una nota de prensa.

A este dato hay que sumar al menos otros 10 reconocimientos previstos para hoy. Asimismo, hasta ayer, este despliegue de urgencia ha conseguido repartir en 457 residencias un total de 348.000 pares de guantes; 134.000 mascarillas; 5.400 litros de soluciones hidroalcohólicas; 5.100 gafas protectoras; 101.000 cubre zapatos; 15.400 batas; 14.000 gorros y 3.500 litros de agua.

Este material procede de los suministros gestionados en el Centro Logístico que el Ejecutivo regional ha dispuesto en el Instituto para la Formación Integral en Seguridad y Emergencias (IFISE) de la Comunidad. Desde esta infraestructura se envía a las residencias también parte del material comprado en China por el Gobierno regional.

Plan de urgencia

El reconocimiento de residencias se inició con la declaración por parte del Gobierno central del estado de alarma el 14 de marzo y, desde entonces, han sido revisadas un total de 455 residencias de mayores y discapacitados, de las aproximadamente 1.500 que existen en la región.

El plan de choque en residencias se puso en marcha de forma urgente con el mando único de la Consejería de Sanidad, que coordina el trabajo de la Delegación del Gobierno; la Consejería de Políticas Sociales, Familias, Igualdad y Natalidad; y la Consejería de Justicia, Interior y Víctimas. Este último departamento actúa a través de la Agencia de Seguridad y Emergencias Madrid 112 (ASEM112), el cuerpo de Bomberos de la Comunidad, Madrid112, Agentes Forestales, IFISE y las agrupaciones de Protección Civil.

El Ayuntamiento de Madrid participa de forma activa a través del Samur, el Cuerpo de Bomberos municipal y su Policía. El plan consiste en la inspección física de residencias y tiene el objetivo de establecer un diagnóstico de toda la red asistencial. El dispositivo moviliza a más de un centenar de profesionales entre sanitarios, bomberos, agentes forestales, policías locales, soldados de la UME, trabajadores de los servicios sociales regionales y voluntarios de Protección Civil y Cruz Roja Española.

Tres equipos de intervención

El plano ejecutivo cuenta con tres tipos de equipos de intervención. En primer lugar, 40 equipos 'ligeros' formados por dos efectivos cada uno. Una treintena lo conforman los bomberos regionales y bomberos y policías del Ayuntamiento de la capital, mientras que la UME suma los otros diez restantes. Estos equipos 'ligeros', desde el día 1 de abril, han intervenido en 152 residencias. Estos equipos tienen la misión de realizar un primer contacto presencial en los centros señalados por la Consejería de Políticas Sociales.

Su objetivo es analizar la situación del centro, identificar sus necesidades y detectar urgencias. Una vez realizado ese reconocimiento, un segundo tipo de equipos visita los centros. Estos equipos 'pesados' están formados cada uno por al menos cinco profesionales: sanitario, agente de Servicios Sociales, Bomberos, Protección Civil, policía local, Cruz Roja o Samur y UME.

Estos equipos en cada residencia llevan a cabo una valoración en términos sanitarios y zonifican y separan las personas contagiadas de las no contagiadas. Además, ofrecen pautas de actuación al personal. Desde el pasado 1 de abril, la Comunidad ha coordinado 35 reconocimientos 'pesados' de residencias.

Por último, el plan de choque incluye la movilización del Parque de Bomberos de la Comunidad de Madrid ubicado en Las Rozas, que se ha especializado, junto a los cuerpos de bomberos de Fuenlabrada y Leganés, en recoger y trasladar a instalaciones adecuadas a los fallecidos en residencias cuando las funerarias no alcanzan a atender todas las peticiones.

Hasta el momento, los bomberos han retirado 101 cuerpos. Cada día, la Consejería de Sanidad dirige las reuniones de coordinación entre todos los departamentos. En esas reuniones se establecen las prioridades de actuación y el operativo más adecuado a desarrollar cada jornada.

Información sobre el coronavirus

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?