X
Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte publicidad personalizada a través del análisis de tu navegación, conforme a nuestra política de cookies

Radio Valencia
CIE

El Centro de Internamiento de Extranjeros de València se queda vacío

Tras la salida del último interno el CIE de Zapadores será desinfectado y se mantendrá cerrado hasta nueva orden

CIE de Zapadores en València / Google Maps

El Centro de Internamiento de Extranjeros de València, el CIE de Zapadores, se ha quedado vacío este miércoles. El último interno, un súbdito albanés, abandonaba las instalaciones a primera hora de la mañana y quedaba al amparo del Ayuntamiento de València.

A partir de ahora se procederá a la desinfección de las instalaciones que permanecerán cerradas hasta nueva orden mientras dure el estado de alerta obligado por la pandemia del coronavirus (COVID 19).

Tal y como ordenó el Ministerio del Interior a finales de marzo, los CIE's deben quedarse vacíos tras analizar todos los casos individualmente y comprobar las posibilidades de retorno de cada uno de los internos a sus países de origen.

La plataforma CIE's No, sin embargo, ha pedido la puesta en libertad de todos los internos porque es un contrasentido pedir que se vayan cuando nadie puede hacerlo por la alerta sanitaria. Afirma la Campaña CIE's No que este cierre ha venido obligado por las circunstancias y que lo deseable sería que nunca más vuelvan a abrirse estos centros.

Los dos marroquíes de València

CIE's No denuncia además opacidad en el vaciado progresivo del CIE de Zapadores. Adrián Vives, portavoz de la plataforma, ha explicado a la SER que el martes había tres internos: un albanés y dos marroquíes. La plataforma tiene constancia del caso del albanés pero no ha podido ponerse en contacto ni sabe cuál ha sido el destino de los dos marroquíes. "Tampoco sus familias pueden ponerse en contacto con ellos", señala Vives.

Según CIE's No a esos dos internos se les comunicó su traslado a Algeciras, "no tiene sentido porque una de ellas incluso tiene domicilio en nuestro territorio". Desde el martes por la tarde ha sido imposible mantener ninguna comunicación con ellos.

Fuentes policiales han indicado a la SER que el protocolo se ha cumplido de forma escrupulosa en todos los casos y que todos los internos han quedado bajo amparo de alguna ONG.