X
Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte publicidad personalizada a través del análisis de tu navegación, conforme a nuestra política de cookies

SER Málaga
Coronavirus Covid-19

Detenido un indigente que portaba un cuchillo y decía tener coronavirus

El individuo llegó a escupir a las policías que se acercaron a él para reducirle

La Policía Nacional ha detenido en las inmediaciones de la estación central de ferrocarril María Zambrano-Vialia, en Málaga a un indigente de unos 50 años que portaba un cuchillo y que aseguraba estar contagiado con COVID-19.

El suceso se produjo este viernes por la tarde y requirió de la intervención inmediato de varias dotaciones de la Policía para lograr reducir y arrestar al individuo. Según se desprende de las imágenes, el hombre caminaba por las inmediaciones de la estación gritando que estaba infectado de coronavirus y mostrando en una de las manos un arma blanca, similar a un cuchillo.

Dos mujeres agentes, que prestaban servicio en la estación, se acercaron hasta el individuo tras ser alertardas por varios vecinos de los gritos que propinaba el ahora arrestado. Las dos policías se vieron obligadas a sacar las porras para reducir al hombre mientras llegaban varias unidades que sumaron, en cuestión de segundos, hasta una docena de policías.

Una vez reducido en el suelo, los agentes lograron trasladar al invidiuo hasta el coche patrulla donde fue introducido para ser trasladado a la Comisaría Provincial de Málaga. Los propios policías localizaron, a pocos centímetros, el supuesto arma blanca que portaba el detenido en la mano pero de la que se había desprendido tras ver la presencia de las agentes hasta lanzarla a un descampado cercano.

En un momento de la intervención, según se recoge en el atestado policial, el individuo llega a escupir a la cara a una de las policías mientras sigue gritando que esta contagiado de la pandemia.

La intervención policial es seguida por algunos vecinos que captan todo desde uno de los balcones cercanos y terminan aplaudiendo a los agentes por reducir al arrestado. El indviduo suele frecuentar la zona de Vialia y es conocido por los vecinos por los numerosos problema que ocasiona.