Jueves, 29 de Octubre de 2020

Otras localidades

Medio ambiente

Eduardo Salazar: "La batalla está en La Marina de Cope, no en el Cabo de Cope"

El presidente de AMNI, la Asociación Marina Nos Interesa, quiere reunir fondos para comprar terrenos y salvarlos de la especulación urbanística

Calablanca, en la diputación lorquina de Garrobillo. Esta cala virgen hoy sería un puerto deportivo si hubiera salido adelante el macroproyecto urbanístico previsto en la Marina de Cope

Calablanca, en la diputación lorquina de Garrobillo. Esta cala virgen hoy sería un puerto deportivo si hubiera salido adelante el macroproyecto urbanístico previsto en la Marina de Cope / MC Sánchez

Ayer conocíamos que ANSE ha comprado a la SAREB los terrenos del Cabo de Cope, la sierra que habitan especies protegidas y que incluye una zona LIC y una ZEPA. En total 270 hectáreas de terreno que quedan ya para siempre lejos de la especulación urbanística.

Sin embargo, estos terrenos dificilmente serían urbanizables precisamente por las figuras de protección europeas en vigor. Parece una buena noticia que, sin embargo ha dividido al movimiento ecologista que sigue preocupado por el futuro de otra zona especialmente valiosa desde el punto de vista medioambiental: la Marina de Cope

Desde hace varios años habitantes de la zona que tienen pequeñas empresas de turismo y ocio responsable, junto a ecologistas y amantes en general de este rincón de la Región de Murcia pusieron en marcha AMNI, la Asociación Marina Nos Interesa, cuyo objetivo es precisamente comprar los terrenos de la Marina de Cope, propiedad de Iberdrola y la Sareb, para salvarlos del urbanismo y que sigan siendo uno de los pocos espacios vírgenes que quedan en el Mediterráneo.

En Hoy por Hoy Región de Murcia hemos conocido los detalles de este proyecto con el abogado ambientalista, Eduardo Salazar, presidente de AMNI.

Sobre la compra del Cabo de Cope por parte de ANSE, Eduardo Salazar afirma que  "La batalla está en La Marina de Cope, no en el Cabo de Cope. El Cabo de Cope debería ser público, de todo el pueblo murciano, porque hay muchas vías de derecho civil para proteger el Cabo que la administración podría haber utilizado, en realidad volvemos a pagar por lo que ya es nuestro".

Según este abogado, la estrategia de comprar zonas de alto valor ecológico para asegurar su protección es una estrategia "de caballo de Troya" que ya ha sido utilizada por varias organizaciones como Greenpeace que compró en la localidad vasca de Itoiz los terrenos necesarios para evitar la construcción de un pantano y la eliminación de un pueblo. "Si hubiera comprado la montaña, no hubiera servido de nada", según Salazar que no ha querido entrar a valorar los motivos por los que ANSE ha comprado los terrenos del Cabo de Cope y no los de Marina de Cope.

Desde AMNI están trabajando, precisamente, para impulsar un proceso participativo, contando con los pequeños y grandes propietarios de los terrenos dentro de la Marina de Cope, con el objetivo de mantener esa zona virgen  del litoral mediterráneo, a salvo de la especulación urbanística y desarrollar otro tipo de turismo, sostenible y respetuoso con el medio ambiente, que sirva para poner en valor la riqueza arqueológica, patrimonial y etnográfica que posee la zona.

La principal amenaza, en este momento, de la Marina de Cope es el interés urbanizador de Iberdrola, propietaria de gran parte de los terrenos, que ha recurrido ante el Tribunal Supremo la sentencia que impedía llevar a cabo la construcción de 20.000 plazas hoteleras, 9.000 viviendas y 5 campos de golf, entre otras infraestructuras previstas en Plan de Interés Regional de la Marina de Cope impulsado por el Gobierno Regional en el año 2005. Un macroproyecto turístico diseñado tras la desprotección en 2001, en virtud de la Ley del Suelo, de los terrenos necesarios dentro del parque Regional de Cabo Cope y Calnegre.

Eduardo Salazar será el abogado que defienda los intereses medioambientales ante el Supremo "un pleito que vamos a ganar, que ganaremos todos los murcianos y ya no habrá ningún peligro, porque el Gobierno Regional ha hecho dejación de funciones con el Parque, limitándose a colocar carteles para señalizar que hay tortugas moras. También Iberdrola tiene la oportunidad de demostrar que es una empresa verde". En su opinión, "la dejación del Gobierno Regional ha hecho posible que esté peligro esté rondando y que haya gente especulado, porque hay gente que ha ganado mucho dinero con ésto".

Mientras llega ese momento AMNI sigue gestionando la compra de terrenos en la Marina de Cope para impedir su urbanización, unas gestiones que "van bien" según este abogado.

Muy cerca de la diputación de Cope, en la también aguileña pedanía de Calabardina se encuentra la playa de La Cola, una cala con muy baja densidad urbanística en la que estaba prevista la construcción de 2.300 viviendas y, el rellenado con arena de las zonas rocosas, que constituyen el 90% de la línea de playa. Un proyecto que cuenta con una fuerte oposición no sólo del movimiento ecologista, también de vecinos de esta pedanía y turistas deportivos que suelen acudir a esta playa a practicar snorkel. Eduardo Salazar también es el abogado de los opositores al proyecto y ha anunciado en Hoy por Hoy Región de Murcia que "no se va a hacer, es otra buena noticia para el Parque Regional de Cabo Cope y Calnegre".

 

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?