Lunes, 13 de Julio de 2020

Otras localidades

Coronavirus Covid-19

El mercadillo de Ondara regresa, pero en los alrededores del Prado

Vuelve a abrir el miércoles 6 de mayo, pero solo con productos de alimentación y primera necesidad

Foto de archivo del Mercat Medieval, en la calle General Bosch.

Foto de archivo del Mercat Medieval, en la calle General Bosch. / Ayuntamiento de Ondara

El miércoles 6 de mayo regresa el mercadillo de Ondara, con cambios importantes de ubicación y medidas de seguridad sanitaria, para cumplir los requisitos establecidos por Sanidad debido a la crisis derivada de la COVID-19.

La Conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública, a propuesta de la Conselleria de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica y de la Conselleria de Economía Sostenible, Sectores Productivos, Comercio y Trabajo, ha fijado en una resolución las condiciones para la apertura de los mercados de venta no sedentaria de productos de primera necesidad en la Comunitat Valenciana.

La resolución recoge que los mercados no sedentarios podrán adaptarse o mantener su actividad, siempre delimitados con vallas u otro medio que permita marcar los límites, garantizar el control de afluencia, la separación de establecimientos y la distancia social.

Entre las condiciones, se recoge la separación de 2,5 metros entre puestos y una distancia de 2 metros con el cliente.

En Ondara se celebrará el primer mercadillo el miércoles 6 de mayo, con un cambio de ubicación.

El nuevo emplazamiento del mercadillo será en la calle General Bosch, al lado del Prado.

El motivo de este traslado se debe a favorecer la concentración comercial para evitar la movilidad de personas por todo el pueblo para ir a comprar (dado que la farmacia y los grandes comercios de alimentación también están en esta zona). Además, como ha argumentado el alcalde ondarense y responsable del área del Comercio y Promoción Económica, José Ramiro, con este cambio se consigue aprovechar las instalaciones del Prado y la Plaza de Toros en caso necesario (aseos, etc). Asimismo, para cumplir con la actual normativa, es más fácil controlar los accesos al mercadillo si se ubica en la calle General Bosch, que en su emplazamiento anterior (en la calle Pintor Murillo y aledaños).

Solo se permitirán puestos de venta de productos exclusivamente alimentarios y de primera necesidad, excluyendo hostelería y restauración, y los puestos deberán estar separados por una vía de tránsito y con una distancia mínima entre ellos de 6 metros, con una separación lateral mínima de 2,5 metros.

Dentro de un puesto, los vendedores deberán guardar una distancia de 2 metros y, si no es posible, solo podrá haber uno. Se marcará un distanciamiento con cinta adhesiva u otro medio a 2 metros entre el puesto y la clientela, y se establecerá la misma distancia para las personas en espera.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?