Jueves, 09 de Julio de 2020

Otras localidades

DESDE MI SALÓN

Matadores

El comentario de Marina Hernández en Hoy por Hoy Las Palmas

Rechazar o no rechazar el estado de alarma. He aquí la cuestión. La de un líder de la oposición que bien esperemos sepa hacer algo más que vestirse de luto cuando va al Congreso de los Diputados o citar estudios científicos avalados por nadie.

Ha enseñado la patita advirtiendo al Gobierno que no cuenten más con él. Estamos apañados. Y aunque la ayuda de buena parte de la derecha para acabar con esta crisis sanitaria se ha caractaerizado por el estorbo, la crítica destructiva y la creación de bulos, sinceramente no creo que rechazar la prorroga del estado sea la mejor de las ideas.

Sobre todo, por lo motivos a los que se hace referencia. Casado entiende que la desescalada ya no necesita este instrumento excepcional que limita derechos y libertades. Esto último es literal.

En mi mente periodística me lo imagino jugando al cinquillo con Donald Trump y Boris Johnson comentando cuál será la siguiente jugada maestra para erradicar la pandemia:

¿Recomendar inyecciones de lejía? o ¿quizás saludar a media plantilla de un hospital para después infectarse y acabar en la UCI?

Todo es posible en el mundo de la política. Sobre todo en España, uno de los pocos países donde buena parte de la oposición ha sido tan cansina y tan mediocre.

Pero no se equivoquen. Considero que, a pesar de estar en una situación tan grave, la crítica constructiva es vital y, no, el gobierno de Sánchez no lo ha ejecutado todo a las mil maravillas. Ha habido fallos muy serios.

Pero, de verdad, con majadería no vamos a solucionar las cosas. Qué hartura de políticos.

 

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?