Domingo, 29 de Noviembre de 2020

Otras localidades

La Columna de Carlos Arcaya

La COVID-19 nos ha robado las Hogueras

Definitivamente, la COVID-19 nos ha robado las Hogueras de 2020. La suspensión era inevitable. Salvo que se descubra un medicamente eficaz o una vacuna antes de septiembre y ninguna de las dos cosas parece factible, no había otra alternativa. Por eso, hay que ensalzar la actuación de todos los componentes de la Fiesta, que mayoritariamente han votado a favor de una decisión muy dolorosa.

Si me permiten, la suspensión de las Hogueras es tan triste como sensata.

En todos los ámbitos, la pandemia nos está poniendo a prueba. Se deben tomar decisiones inéditas para las cuales no hay hoja de ruta y con el riesgo de equivocarse y de meter la pata. Por ello, el dolor de los foguerers y barraquers es empático.

Pero, una vez tomada la decisión, hay que mirar hacia adelante y apelar a ese espíritu combativo y cooperativo que siempre han mostrado, para juntarnos, superar la adversidad y los duros momentos que todavía nos quedan por atravesar. Y posteriormente, cuando todo esto pase y nos quede el enorme dolor que nos ha dejado el virus, para ayudarles para que las Hogueras de 2021 sean de las mejores de la historia.

Se lo merecen y nos lo merecemos todos.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?