Lunes, 06 de Julio de 2020

Otras localidades

Justicia

Miguel Gracia: "Era un secreto a voces y no tuvimos la valentía de decir la verdad"

El presidente de la Diputación Provincial de Huesca denuncia en La Rebotica de Radio Zaragoza que el proyecto de Biscarrués no se sostenía pero nadie, ni regantes, ni políticos, lo dijeron claro

Miguel Gracia, presidente de la Diputación Provincial de Huesca, habló en La Rebotica del embalse de Biscarrués

Miguel Gracia, presidente de la Diputación Provincial de Huesca, habló en La Rebotica del embalse de Biscarrués / Radio Huesca

Después de la anulación ayer por parte del Tribunal Supremo de esta obra, Miguel Gracia pide buscar alternativas y hacerlo rápido. Ni era creíble, ni era imprescindible. Faltó visión y no se dijo la verdad. Así de claro ha hablado hoy el presidente de la Diputación de Huesca del embalse de Biscarrués que ayer tumbó el Supremo rechazando los recursos de los regantes contra la Audiencia Nacional.

"Yo creo que ha habido una falta absoluta de visión por parte de mucha de gente, no voy a decir colectivos o nombres, de no decir la verdad y hacer creíble lo que no era no era creíble e imprescindible lo que no era imprescindible", explica Gracia.

El presidente de la Diputación de Huesca fue de los primeros que alertó del futuro incierto de esta obra, judicializada y rechazada por la montaña desde hace 30 años y alentada por los regantes y todos los gobiernos. Hoy dice que "era un secreto a voces lo de Biscarrués". Añadiendo que "en este oficio no tenemos la valentía de decir lo que es, pero era un secreto a voces dentro de muchos dirigentes e incluso de los regantes y políticos que lo de Biscarrués no se sostenía por ningún lado".

Gracia pide acabar el sistema recalcando respetando el nuevo contexto legal que obliga a buscar alternativas deprisa: "Es fundamental acabar el sistema y con el nuevo planteamiento de la ley del cambio climático, donde hay un apartado sobre la evaluación de los riesgos climáticos sobre ríos y costas, pues o se hace deprisa o es muy complicado".

Para Miguel Gracia, la regulación del Gállego merece tratamiento aparte en la mesa del agua y comentó que "hay que separar los problemas y el río Gállego y el tema de riegos del Alto Aragón hay que abordarlo únicamente".

Biscarrués era una de las obras fetiche, junto con el recrecimiento de Yesa prácticamente terminado, del pacto del agua que se firmó por unanimidad en las Cortes en el año 1992, pero este documento, en el nuevo entorno climático y político, se ha convertido en papel mojado que necesita revisión. Según Gracia, hay que olvidarlo: "No tiene nada que ver la situación del 92 con la situación del 2020, hay que hablar de otras mesas de negocación".

Se refiere a la mesa que convocó el presidente Lambán a principios de año y que, tras este varapalo judicial, desde el Gobierno y otras fuerzas políticas están pidiendo retomar.

Asegura Gracia que tienen que buscarse otras soluciones técnicas más propicias y también más económicas, pero hay que hacerlo con acuerdo: "Lo hace posible la técnica, las leyes y, evidentemente, la parte económica". Sobre los acuerdos, el presidente de la Diputación Provincial de Huesca, fue claro diciendo que "hay que acabar esto con acuerdos o sino no se acabará".

Los regadios, afirma Gracia, siguen siendo fundamentales para producir alimentos que sino, advierte, acabaremos importando de China como las mascarillas.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?