Domingo, 05 de Julio de 2020

Otras localidades

SER Catalunya | NOTICIA SER

Un falso médico firma el acta de defunción de un enfermo por coronavirus

Jesús Giménez Oliva, de 21 años, está encarcelado por hacerse pasar por facultativo en el Hospital de Martorell y en una Clínica privada de Barcelona

Fachada principal del Hospital de Martorell

Fachada principal del Hospital de Martorell / ÀLEX RECOLONS/ACN

Josep tenía 79 años, a punto de cumplir 80. Era vecino de Martorell y tenía cinco hijos, que ahora esperan con incredulidad y mucha rabia alguna respuesta. Su padre ingresó en el Hospital de Martorell el día 1 de abril y a pesar de algunos problemas respiratorios y de que tenía azúcar, siguió una buena evolución, según sus hijos, que hablaban con él por videoconferencia cada día. Hasta la tarde del 6 de abril a las 19 horas. "Lo vimos animado y sólo se quejó de la incomodidad del respirador, era una persona muy vital, nuestro puntal", explica su hija Fina en declaraciones a SER Catalunya. Por ello, no se explican que tres horas más tarde les comunicaran por sorpresa que había muerto.

"Un intruso que se les había colado"

La familia se enteró de lo sucedido cuando pidieron enterrar a su padre. "Nos dijeron que le tenían que hacer la autopsia en la Ciudad de la Justicia y nos extrañó mucho, pero la dirección del Hospital de Martorell explicó que a veces se hacía con algunos pacientes. Pero después acabaron diciéndonos que su certificado de defunción estaba firmado por un falso médico, un intruso que se les había colado", relata con impotencia la hija de Josep. No le pudieron dar sepultura hasta el sábado, una semana más tarde.

Fuentes policiales explicaron a esta redacción que Jesús Giménez Oliva, ahora encarcelado, sólo ejerció de médico en el hospital de Martorell el día 7 de abril, pero la familia tiene informaciones que apuntan que dos días antes le habían hecho un acompañamiento porque conociera el centro. En todo caso, no saben nada más, sólo que el acta de defunción de su padre, firmada el día 7 de abril, lleva el nombre de este intruso reincidente de sólo 21 años con el falso número de colegiado 13.950. "No sabemos nada de nada, y el hospital tampoco nos ha aportado más información aunque cuando reclamamos el historial de mi padre nos llamó la responsable de planta y el director del hospital de Martorell". Pero nadie les aclara desde cuando estaba en el centro.

La clave: saber si llegó a administrar tratamiento al paciente fallecido

La clave ahora para los investigadores y para la familia es saber si este individuo llegó a administrar algún tratamiento al paciente. El Hospital de Martorell le expulsó el día 7 de abril y alertó a los Mossos, que lo detuvieron al día siguiente, cuando ya trabajaba en una clínica privada de Barcelona. El Hospital de Martorell se niega a hacer ninguna declaración alegando que el caso está en los juzgados.

Este no es el único caso de un médico farsante. Un juzgado de Barcelona está investigando otra mujer denunciada por el Colegio de Médicos de Barcelona porque trabajó en un centro de una mútua con un falso título. Es una mujer española de 54 años imputada por falsedad documental e intrusismo.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?