Martes, 14 de Julio de 2020

Otras localidades

DIRECTO DIRECTO Sigue la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros
LA HISTORIA DETRÁS DE LA CANCIÓN CON JOSÉ IBARRA

Supertramp y la teoría conspiranoica de "Breakfast in America"

¿Qué mensaje oculto había en la portada del famoso "Desayuno en América" de Supertramp?

Foto de archivo de Supertramp.

Foto de archivo de Supertramp. / Getty Images

LA HISTORIA DETRÁS DE LA CANCIÓN #101. EMISIÓN 31/05/2020

ARTISTA: SUPERTRAMP

CANCIÓN: BREAKFAST IN AMERICA

AÑO: 1979

HISTORIA: CONSPIRACIÓN ATENTADOS TORRES GEMELAS 11 SEPTIEMBRE 2001

VIDEO: VIDEO IRÓNICO EXPLICANDO LA CONSPIRACIÓN DE "BREAKFAST IN AMERICA"

VIDEO: BREAKFAST IN AMERICA - SUPERTRAMP

Las teorías conspiranoicas son tan locas y absurdas como divertidas. Hay gente que cree que Elvis sigue vivo, que Hitler no murió, que la Tierra es plana, que el virus lo crearon los chinos en un laboratorio, o que los americanos se lo metieron a los chinos, o las feministas del 8M a todos nosotros. Hay gente que se estruja los sesos en ver lo que no hay y así se creen importantes ellos, mientras muchos incautos crédulos muerden o mordemos los anzuelos por tontería, por aburrimiento, por maldad o por diversión.

Hoy en LA HISTORIA DETRÁS DE LA CANCIÓN vamos a tratar una de esas teorías conspiranoicas que se han dado en el mundillo del rock. Una hipótesis loquísima que conecta la portada de Breakfast in America, la obra maestra de Supertramp de 1979, con los atentados de las torres gemelas en Nueva York en el año 2001.

La portada es fácil de recordar, dado que aquel disco fue un superventas mundial. Una composición pictórica que parece una foto hecha desde la ventana de un avión que va a aterrizar en Nueva York. Una oronda y sonriente camarera americana con aspecto de los años cincuenta, vestido naranja y delantal blanco, lleva en la mano izquierda la carpeta con el menú que da título al álbum, Breakfast in America, y en la mano derecha sostiene en alto un zumo de naranja alusivo al desayuno en la misma posición que la Estatua de la Libertad y, en paralelo a él, como si estuvieran en una bandeja de la camarera, los rascacielos de Nueva York en forma de botellas, botellines y tazas. Destacan las torres gemelas del tristemente famoso World Trade Center, simuladas con dos torres de cajas apiladas que se elevan por encima de los demás. Y en la parte superior de la portada, el nombre del grupo: Supertramp.

Y aquí viene lo bueno: si se observa la portada en modo espejo, la u y la p de la palabra Supertramp se convierten en un 9 y un 11 que quedan justo, justo encima de cada una de las torres gemelas, qué casualidad. El 9 sería el mes y el 11 sería el día: en la notación americana la fecha 11 de septiembre se escribe así: 9/11. La verdad es que el detalle sorprende. El 11 de septiembre de 2001 es el día en el que se produjo aquel horrible atentado islamista contra los rascacielos de Nueva York que cambió el mundo. Y claro, la cosa no queda ahí. Los aviones aquellos que Osama Bin Laden hizo estrellarse contra las torres gemelas lo hicieron a las 08:45: la hora del desayuno en América. ¿El color naranja del vaso de zumo que sostiene la camarera justo enfrente de las dos torres? Está claro: es el fuego de las explosiones de los aviones cuando estallaron dentro de los edificios. Y que siga la juerga: en la contraportada del disco aparece un avión que parece que está a punto de estrellarse contra la Estatua de la Libertad neoyorkina. Y en la letra una frase: “Take a jumbo, cross the water, like to see America”: voy a coger un avión, cruzaré el océano, me gustaría ver América: justo lo que hicieron los terroristas aquellos. Y, a mayor abundamiento y para rizar el rizo, los conspiranoicos estos han creído ver en el nombre del grupo, Supertramp, a la gran ramera del libro del Apocalipsis de la Biblia.

Conectada a esta, hay otra teoría que sostiene que el ataque a las torres gemelas era obra de la masonería internacional. Hombre, por supuesto que eso tiene que ver con nuestro grupo: hay por ahí una foto del mánager de Supertramp con un broche masónico colgado al cuello y no será casualidad que el disco fuera grabado en el Village’s Recorder, un estudio de Los Ángeles que había sido construido en 1922 como un templo masónico.

¿Qué? ¿Cómo se os queda el cuerpo? Otra cosa no, pero los conspiranoicos estos tienen mucha imaginación. Según ellos y 22 años antes de producirse, desde la portada de un disco de rock se anunciaban los más graves atentados de la historia de Estados Unidos. Si no fuera porque lamentablemente murieron más de 3000 personas, esta locura sería divertida. Chaladuras aparte, traemos hoy a LA HISTORIA DETRÁS DE LA CANCIÓN a una de las mejores canciones de uno de los mejores discos de uno de los mejores grupos de la era dorada del rock: los británicos Supertramp conquistaron la fama y al público norteamericano en el año 1979 con aquel maravilloso “Breakfast in America

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?