Domingo, 05 de Julio de 2020

Otras localidades

LA FIRMA CON JOSÉ IBARRA 01/06/2020

Sepultemos el Mar Menor

"Salvemos el Mar Menor" es la consigna de la gente noble, buena y válida de esta región. Pero están equivocados: se puede salvar a un enfermo; a un muerto, no

José Ibarra.

José Ibarra. / Radio Cartagena SER

El título de la columna de hoy está lleno de cinismo, amargura y bordería. Lo sé y pido disculpas antes de empezar. Pero es que hay que dejarse de engaños con el Mar Menor, si es que de verdad queremos arreglar algo alguna vez. El Mar Menor no está herido. Está muerto. Y a los muertos no se les puede salvar, vamos a quitarnos ya la careta de una vez, hombre. Y vamos a decir las verdades y no para denunciar a nadie ni para atacar ni para buscar venganzas, sino para, por lo menos, no vivir engañados. ¿No decía el Evangelio que la verdad nos haría libres? Pues vamos a dejar de contar mentiras, para empezar.

Todo el mundo sabe lo que ha pasado en los últimos 25 años aquí. En la política y en la economía de la región de Murcia. Nadie se atreve a decirlo a las claras: y el político que diga la verdad se llevará las primeras hostias, esto pasa siempre. Nadie se atreverá a decir que el trasvase Tajo-Segura se ha cargado el Mar Menor. Nadie lo dirá. Pero cada vez más gente piensa que eso es así.

Y nadie va a arreglar el Mar Menor porque esto no es Benidorm ni Mallorca ni la Costa Brava catalana ni la Costa del Sol. En todos esos territorios los empresarios del turismo no se habrían dejado pisar de la manera en la que eso ha sucedido aquí. Vamos a hablar claro: en esta agrocracia murciana no mandan nuestros políticos. Porque, déjense de rollos: esta región no se gobierna ni desde la sede del gobierno regional ni desde el parlamento murciano. Esta región la dirigen desde sus despachos media docena de empresarios: uno que tiene una universidad privada, otro que vende mucha carne de cerdo y otros cuatro o cinco o veinte o cincuenta que son los empresarios agrarios de la región. Y a ellos el Mar Menor les importa un pimiento; es más: les estorba.

Y, no nos engañemos: la ciudadanía de esta región tampoco somos inocentes. Ahora nos metemos mucho con los políticos, pero la mayoría electoral de la región de Murcia lleva votando a los mismos y sin echarles desde hace 25 años, ¿o no? Y, además, la solución a esto es una cirugía de caballo que, seamos sinceros, no aceptaremos si nos la proponen. No seamos hipócritas: para recuperar el Mar Menor alguien tendría que atreverse a prohibir la agricultura intensiva de regadío durante 10 o 15 años en 2 kilómetros a la redonda del Mar Menor y eso es algo que no vamos a tolerar. Al político que proponga eso le hará la vida imposible la misma sociedad murciana que ahora pide hipócritamente salvar el Mar Menor. Le echaremos a la cara los miles y miles de puestos de trabajo que se perderían. Lo siento mucho, amigos, pero no va a suceder: hace falta mucha voluntad política, mucha valentía colectiva, mucha capacidad de sacrificio y mucho apoyo popular para hacerlo y no hay nada de eso aquí. Ni en el gobierno regional ni en el central, sean de un color o del otro. Ni tampoco en la sociedad y en la ciudadanía de la región, que somos tan culpables como los políticos a los que primero votamos y después vilipendiamos, pero cada cuatro años los volvemos a poner a dirigir a esta región para que sigan permitiendo que muera el Mar Menor. A los mismos en los últimos 25 años. Está muerto y no resucitará: al Mar Menor ya solo le falta tener un funeral digno y nada más. Y luto, mucho luto.

José Ibarra.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?