Lunes, 06 de Julio de 2020

Otras localidades

Carnaval Cádiz

La verdad de Subiela

"El corazón del ángel", la biografía del afamado comparsista, es un perfecto viaje al interior del Carnaval de Cádiz

Ángel Subiela, con sombrero, junto a Carli Brihuega en una actuación de los Equilibristas

Ángel Subiela, con sombrero, junto a Carli Brihuega en una actuación de los Equilibristas / Ayuntamiento de Cádiz

Hay unos niños jugando a la pelota. De pronto, aparecen unos hombres disfrazados. Son los componentes de una comparsa, Estampas Goyescas, de Paco Alba. Acaban de ser abucheados en el Falla tras una final que han perdido ante Capricho andaluz, de Antonio Martín. Pero hay un momento en que los componentes de ambas comparsas coinciden, se abrazan y comparten bebidas y humo de tabaco en un pequeño local. Y en ese local se ha colado un niño, al que acaban de inyectarle el veneno del carnaval. Es Ángel Subiela.

En este bucólico envoltorio, casi de película, arranca El corazón del ángel (Libros de La Herida, 2020), una biografía en torno a uno de los más laureados y controvertidos directores de comparsas del Carnaval de Cádiz (Los miserables, La ventolera, Los piratas, Los ángeles caídos, El espíritu de Cádiz, La cuadrilla, La comparsa del genio, Los prisioneros... entre otras muchas) Lo escribe Miguel Ángel García Argüez, autor en forma tras su excelente novela Aguaviento (Algaida, 2019), y responsable de las letras de las cinco últimas comparsas que ha dirigido Subiela.

El libro, que sigue una línea cronológica para analizar en cada episodio la evolución de cada una de las agrupaciones, combina el relato literario y las conversaciones. García Argüez usa el estilo indirecto para presentar la acción y para dejar una crítica literaria y musical de cada comparsa, con reflexiones subjetivas pero argumentadas, centradas en escudriñar la calidad de letras y melodías. Cuando llega el momento de explicar acontecimientos controvertidos, anécdotas o reacciones cede la palabra a Subiela y otros protagonistas mediante transcripciones literales, que respetan el desparpajo y naturalidad de cada uno de ellos.

El libro cumple todas las expectativas en torno a él. Hace disfrutar al aficionado del carnaval, que encuentra entre sus páginas los detalles sobre los resortes que mueven la maquinaria interior del carnaval. Es un buen entretenimiento, porque el doble estilo aporta un ritmo que no decae en ningún momento. Y alimenta, con mesura pero sin racanería, el morbo creado en torno a esta biografía al desgranar sin tapujos momentos íntimos que, aunque personales, son, como remarca el libro, parte de la historia de los últimos 40 años de la fiesta.

Dicen el autor y el protagonista del libro que no ha habido intención de provocar polémica. Pero narrar la vida y obra de uno de los comparsistas más controvertidos tiene, por fuerza, que escocer a algunos. El libro cuenta una verdad, la de Subiela.  Cada cambio de etapa y grupo, cada enfrentamiento con componentes, autores o jurado, cada salto en la vida está narrado desde la versión particular del comparsista. Es cierto que su relato viene reforzado por otros testimonios: familiares, amigos, compañeros fieles, como si el escritor ejerciera de abogado defensor y llamara al estrado a los testimonios que avalan a su cliente. Por eso, el libro puede molestar a quienes no compartan esta realidad de los hechos. Pero qué es la Historia sino un relato de parte de lo que ha sucedido.

El corazón del ángel es divertido, emocionante y vibra en ocasiones. Brilla en los momentos en que describe la infancia de Subiela, en los que sus hijas rememoran el olor de su casa a pegamento o pescado en la preparación de los tipos que traía su padre, o en el descarnado relato de la debacle que supuso el cierre de Delphi donde Subiela trabajó tantos años. Es un eficiente relato de un Cádiz que espanta males cantando, pero que también los atrae.

Porque esta biografía también cuenta la trastienda más amarga del carnaval. La de amigos que se quedan en el camino, las rupturas abruptas por malos entendidos, el dinero o las envidias. Habla de egos, rivalidad y celos. Llama la atención la claridad con la que están expuestos algunos conflictos: el porqué de la división con Martínez Ares, con la transcripción de la última frase entre ambos; el enfado de Juan Carlos Aragón, las tensiones con los Carapapa, la incomodidad con Martín... Subiela lo cuenta todo sin tapujos porque no tiene nada que esconder en una especie de viaje redentor, donde el primero que reconoce sus propios errores es él.

En sus casi 400 páginas, El corazón del ángel repasa la vida y obra de un comparsista. Pero es también el recorrido por una fiesta única. Un viaje feliz y amargo, de premios y fracasos, de emociones disparatadas, de convivencia y desavenencia. Una pasión que arrebata tiempo irrecuperable, vivida con tanta fuerza que hace temblar la visión de la realidad. Con tanta intensidad que es capaz de quebrantar amistades y abrir heridas, eso sí, relamidas a golpe de coplas.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?