Lunes, 03 de Agosto de 2020

Otras localidades

El 'respeto' de ir a votar en Ordizia

200 vascos no pueden votar por tener coronavirus, 73 de ellos en Ordizia

Una pareja de vecinos de Ordizia tras ejercer su derecho al voto este domingo.

Una pareja de vecinos de Ordizia tras ejercer su derecho al voto este domingo. / Javier Etxezarreta (EFE)

Los vascos viven una "atípica" jornada electoral marcada por geles, distancias de seguridad y mascarillas que han tomado protagonismo aún mayor tras el rebrote de COVID-19 en Ordizia, donde los vecinos han acudido a votar, algunos con miedo y otros decididos, aunque la mayoría han reconocido que la jornada impone "respeto". La localidad del Goierri guipuzcoano ha copado la atención esta semana debido al brote de coronavirus detectado el pasado fin de semana en una zona de bares de la calle Etxezarreta que, a día de hoy, suma un total de 73 contagios, unos 40 entre residentes en el municipio y el resto en otras localidades de Gipuzkoa, incluso de Álava y Bizkaia.

A primeras horas de la mañana, bajo una lluvia intensa que se ha ido debilitando a lo largo de la jornada, se han constituido las tres mesas que ha albergado el frontón Beti Alai, una ubicación que ha sido elegida porque permite más espacio y la posibilidad de organizar las entradas, así como las que se han colocado en la ikastola Jakintza, en el frontón del centro educativo Urdaneta y en el instituto.

En las situadas en el frontón Beti Alai, no se ha requerido recurrir a los suplentes ya que todos los integrantes han acudido a la cita, ha explicado el alcalde, Adur Ezenarro, que ha sido el encargado de tomar la temperatura a los vocales y presidentes de mesa. "Se han redoblado esfuerzos, que ha asumido el Ayuntamiento, ya que el Departamento de Salud del Gobierno Vasco no ha adoptado medidas suplementarias" a las ya establecidas como generales en el resto de Euskadi, ha indicado.

"En Ordizia la gente estaba preocupada y asustada por lo que hemos organizado un dispositivo especial con mamparas en las mesas y pantallas de protección para sus componentes", ha explicado el alcalde.

En este día extraño no todos los ciudadanos están llamados a votar, ya que unos 200 vascos que tienen una infección activa no podrán hacerlo, pero sí quienes están en cuarentena pero han dado negativo, aunque deberán llevar el voto preparado desde casa, salir solo para acudir al colegio electoral y protegerse con mascarilla.

Así ha ido a votar Inés, que ha señalado que lo hace "tranquilísima", a pesar de su edad, porque es su obligación aunque "igual no gana" el partido que ella quiere. "Pero aquí está mi deseo", ha afirmado señalando el sobre antes de introducirlo en la urna esta vecina de Ordizia que asegura que en estos días su pueblo "se ha hecho más conocido que la Chelito". Tampoco se ha achantado Juana, que ha cumplido este año cien años, y que ha ido al frontón acompañada de uno de sus hijos porque ella vota siempre y lo hace desde el "estatuto de Gernika", señala.

Sin embargo, el presidente de una de las mesas ha reconocido que se sienten "seguros, pero no cómodos" ante la jornada que les espera, una opinión que comparte Nekane, una vecina que cree que no se va a votar con miedo pero sí "con respeto".

En Vitoria, la afluencia en la Escuela de Artes y Oficios era escasa a primeras horas, quizás por las tormentas y la lluvia, aunque en otros centros como el de Iparralde y Hegoalde a partir de las 9.00 horas ya había largas colas a causa del metro y medio de distancia que se debe guardar. En el centro de Iparralde, un votante, Antonio, ha explicado a EFE que no le daba miedo votar por la COVID-19 porque "es como ir al supermercado", pero ha opinado que las elecciones se tenían que haber pospuesto hasta que se normalizara la situación. "Se han convocado por intereses políticos", ha considerado.

Los cinco candidatos a lehendakari de los principales partidos vascos han votado en Bizkaia, y tres de ellos en la localidad de Durango (Iñigo Urkullu, del PNV; Maddalen Iriarte, de EH Bildu, y Miren Gorrotxategi, de Elkarrekin Podemos-IU). Las medidas de seguridad en los colegios han provocado restricciones de acceso a los medios de comunicación durante las votaciones de varios candidatos. Antes de que Urkullu acudiera a su colegio en Durango, un agente de la Policía Municipal ha instado a abandonar la sala a varios periodistas, a petición del presidente de la mesa, que ha señalado que se incumplía el aforo previsto para evitar contagios de coronavirus.

Algo parecido ha ocurrido en Getxo, donde solo se ha permitido el acceso de un periodista gráfico al colegio donde ha votado el candidato de PP+Cs, Carlos Iturgaiz, quien ha acudido acompañado por el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, y el vicesecretario de Política Territorial del PP. Antonio González Terol.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?