Sábado, 18 de Septiembre de 2021

Otras localidades

"Nos zarandearon, nos golpearon y nos tiraron al suelo clavándonos la rodilla"

Una pareja de Écija asegura haber sido víctima de un caso de violencia policial por parte de dos agentes cuando les pidieron indentificarse en su portal por no usar la mascarilla

Juan Manuel Luna junto a su pareja

Juan Manuel Luna junto a su pareja / CADENA SER

Una pareja de Écija asegura haber sido víctima de un caso de violencia policial que comenzó en el portal de su casa cuando dos agentes les pidieron que se identificaran porque en ese momento no tenían puesta la mascarilla. Durante más de cinco horas, desde su detención hasta que lograron salir del calabozo, sufrieron, según su relato, múltiples agresiones físicas y verbales que se plantean ahora denunciar tras quedar libre de los cargos de desobediencia a la autoridad en la vista celebrada esta mañana en el juzgado de primera instancia e instrucción número 2 la localidad.

Todo comenzó el pasado domingo, sobre las cinco de la tarde, cuando Juan Manuel Luna y su pareja, Victoria Varela, regresaban del campo a su casa. Aparcaron el coche "a unos cinco o seis metros" y entraron en su vivienda con la mascarilla en la mano, según explica Luna, porque estaban cerca de la casa y no había nadie. Cuando los agentes les pidieron que se identificaran, ellos respondieron que se las pondrían inmediatamente y, ante su insistencia en perdirle sus datos, les dijeron que estaban un sitio privado. Fue su respuesta en un momento en el que explica que estaban "nerviosos" porque "nos habían llegado noticias de que estos dos agentes se estaban pasando con gente de nuestro pueblo".

"Entonces -continúa- nos dijeron que por las buenas o por las malas, se pusieron los guantes, empezaron a zarandearnos, primero a Victoria le torcieron el brazo, luego empezaron conmigo a golpearnos, nos tiraron al suelo clavándonos la rodilla. A mí me apretaban el cuello y me faltaba el aire".

Su relato sobre las agresiones que supuestamente sufrieron no acaba ahí sino que se prologa durante cinco horas más. Primero, en el coche policial, donde "aceleraban y frenaban para chocarnos con la mampara y nos clavárabamos los grilletes mientras se reían". Y, después, en la Comisaría, donde "me dieron un puñetazo en la cara y nos tiraron de la silla".

Juan Manuel Luna asegura que podría haber sido peor de no ser por el resto de agentes que "calmaron el ambiente" cuando les quisieron poner también grilletes en los pies. De hecho, aseguran que su denuncian no va contra el cuerpo de Policía sino contra esos dos agentes porque el resto de funcionarios les tratataron "bien" en el calabozo e incluso llegaron a confesarles "estar cansados" de la actitud de esos dos compañeros.

Cuando pidieron asistencia médica por los daños sufridos,  en el traslado al hospital de Écija que realizaron los mismos policías, por separado a Luna y a su pareja, asegura que siguió la agresión psicológica: "A mi compañera le llegaron a decir que lo que necesitaba es que le follara un Policía".

En su desplazamiento al hospital, explica que le amenazaron con contar lo que había ocurrido en su trabajo. "Eso no me importaba porque sabía que iba a contar con su apoyo. Precisamente yo trabajo en una residencia de personas con discapacidad, he estado en primera línea y me he formado en prevención de transmisión de coronavirus y estoy concienciado", explica.

Finalmente, a las once de la noche pudieron salir del calabozo cuando su abogada argumentó que se estaba produciendo una detención ilegal. Se les citó a una vista que se ha celebrado hoy en el juzgado de Écija donde, a petición de la Fiscalía, se ha sobreseído el caso y han quedado libres del cargo de desobediencia.

Concentración a las puertas del juzgado de Écija / Cadena SER

Una vez que ha quedadado archivada la causa, la pareja se plantea denunciar ahora lo sucedido y cuentan para ello con dos partes de lesiones, el del hospital y el del centro de salud al que acudieron al día siguiente, en los que se acreditan contusiones, pequeñas fracturas y hematomas. "Primero tenemos que ver como nos recuperamos de esto porque es un mazazo gordo porque se siente impotencia cuando en tu mismo domilicio te pueden hacer esto. Te sientes desprotegido e indefenso", explica.

"En un momento como éste en la pandemia, cuando los derechos están muy restringidos, no es normal que haya individuos que se sientan por encima de la Ley y puedan acosar a la gente. Tenemos que acabar con el virus, la población está a la altura a pesar de dificultades pero necesitamos un mundo donde tenga sentido vivir sin miedo con personas que abusan de su autoridad", apostilla.

 

 

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    • Notice: Undefined variable: lb_es_acceso_con_movil in /mnt/filerprod/html/produccion/datos/rhabladas/cadenaser/ser/templates/includes/v3.x/v3.0/include_player_permanente.html on line 118

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?