Viernes, 18 de Septiembre de 2020

Otras localidades

Alcalá de Henares

La historia de siete amigos de Alcalá de Henares en Gandía que acabó con seis contagios y un rastreo

El País publica el relato sobre siete amigos que fueron este mes a pasar unos días de playa a Gandía. Cinco de ellos quedaron contagiados y se produjo un contagio más al llegar. La rápida actuación de una de las madres permitió cortar la cadena sin que el caso haya sido notificado, oficialmente, como brote.

Playa de Gandía (Archivo)

Playa de Gandía (Archivo) / Carolina Woodward - Europa Press

El incremento de los contagios de Covid-19 está obligando, de nuevo, a las administraciones a endurecer las restricciones y medidas sanitarias de seguridad para intentar evitar los temidos rebrotes. Pero se siguen detectando fallos en el control de las cadenas de contagio para evitar la expansión del coronavirus. Así ha estado a punto de ocurrir en Alcalá de Henares donde la precaución de una enfermera ha logrado evitar un mal mayor.

El diario El País publica hoy la historia de un grupo de jóvenes que, tras pasar varios días en las playas de Gandía, volvieron el pasado 19 de julio con la Covid-19 en la maleta. Era domingo. La madre de una de las chicas, enfermera en una clínica de Madrid, estaba preocupada ante el crecimiento de los contagios en la localidad valenciana a la que su hija había ido a pasar unos días de vacaciones junto a otros seis amigos. Al llegar, le tomó una muestra de sangre para pedir un análisis al día siguiente. Ese lunes, una de las amigas se despertó con fiebre y también solicitó la PCR. Se tomaron más muestras, y el martes el contagio en grupo ya estaba confirmado.

Cinco de los siete amigos que fueron a Gandía dieron positivo en las pruebas. A ellos se sumó el novio de la primera de ellas, que había acudido el lunes a verla a casa. Se quedó allí aislado. Fue el miércoles cuando Salud Pública llamó para empezar a reunir datos. Los contactos, tal y como relata en su noticia El País, fueron múltiples durante el viaje, que tuvo como colofón una parada de descanso en el viaje de vuelta en autobús. Coche que tuvo que ser parado por la Policía antes de entrar a la estación porque uno de los viajeros había llamado por la mañana a Salud Pública con síntomas de Covid-19.

De este modo, la enfermedad viajó de Gandía a Alcalá de Henares sin que comenzara el rastreo hasta tres días después. El aislamiento corrió a cuenta de la madre. A pesar de haber más de 3 contagios por contacto en domicilios diferentes, la Comunidad de Madrid no ha incluido el caso entre los rebrotes comunicados de manera oficial.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?