Martes, 29 de Septiembre de 2020

Otras localidades

"Estamos en primera línea y sin embargo se nos demoniza, parece que somos los culpables"

El gerente de la Buena Vida, Jose María Sierra, defiende en los micrófonos de SER Gijón la actuación del establecimiento ante el positivo de uno de sus camareros

"Señalados e indefensos" dicen sentirse los responsables y empleados de La Buena Vida, al ver cómo el nombre de su establecimiento se menciona una y otra vez en todos los medios de comunicación como foco de brote de COVID19 "cuando en otros casos se habla de empresas en general," refiriéndose por ejemplo, Jose María Sierra, al contagio registrado en un establecimiento de "comida rápida" en Andalucía.

Afirma el hostelero que en su local "se hicieron las cosas bien desde el primer momento", él mismo informó personalmente a la Consejería de Salud, insiste, en cuanto tuvieron conocimiento del contagio, cerraron el local para su desinfección y están a la espera de someter a toda la plantilla a una segunda prueba la reapertura del local. No es justo, admite, que todos los positivos que se dan estos días en Gijón se achaquen a La Buena Vida, refiriénsose a las pruebas que se han estado realizando en la explanada de Marina Civil, organizada por la Consejería tras el brote en el establecimiento de Fomento, unas 3500 . Hasta el momento tres de los 39 camareros que trabajanan en el local han dado positivo, a lo que hay que sumar otros cinco clientes y una amigo íntimo del primer trabajador contagiado. 

José María Sierra, gerente de La Buena Vida, narró esta mañana en Ser Gijón la cronología de los hechos. El pasado miércoles notificaron a la Consejería de salud el contagio de uno de sus camareros, producido por contacto con unos clientes procedentes de Madrid. A partir de ahí cerraron el local para su desinfección y sometieron a toda su plantilla a la prueba PCR. Tan solo otros dos camareros dieron positivo en la prueba.La Consejería hizo un llamamiento masivo a los clientes de La Buena Vida para que acudiesen a la explanada de Marina Civil a practicarse la PCR, hasta hoy se había recibido 4.000 solicitudes. De las practicadas hasta el momento hay otros diez positivos.Se sienten señalados y aseguran que han hecho todo bien, siguiendo las directrices de la Consejería de Salud con quien trabajan en estrecha colaboración pero, aseguran, están siendo demonizados..

Además José María Sierra aprovechaba los micrófonos de SER Gijón para denunciar que se han sentido abandonados por la asociación que engloba a todos los hosteleros, OTEA, de la que son socios, y que ni siquiera se ha puesto en contacto con ellos.

La Buena Vida tiene previsto abrir el próximo jueves una vez tengan los resultados de la segunda PCR practicada a sus empleados.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?