Miércoles, 30 de Septiembre de 2020

Otras localidades

Coronavirus Covid-19

Desalojan una fiesta ilegal en una casa de campo de Alzira con 80 personas

A pesar de carecer de licencia cobraban hasta 15 euros por la entrada a un local donde no se cumplían las medidas sanitarias

Zona de la Creu Coberta de Alzira

Zona de la Creu Coberta de Alzira / Europa Press

La Policía Local de Alzira (Valencia) desalojó en la madrugada del domingo a unas 80 personas de una fiesta ilegal en una casa de campo para la que cobraban 15 euros de entrada, a pesar de carecer de licencia ni cumplir con las medidas sanitarias.

La clausura se produjo sobre las cuatro de la mañana en la zona de la Creu Coberta, entre Alzira y Algemesí, junto a la carretera y el polígono, ante el fuerte ruido en el interior. "Actuamos cuando vimos que la cosa se descontrolaba", apunta el alcalde, Diego Gómez.

Esta fiesta llenó de gente una casa de campo de fácil acceso, cerca de la ciudad, y contaba con "toda una parafernalia", como barra de bebidas, sillas y mesas sin ninguna desinfección. Tampoco cumplía con las restricciones impuestas por el coronavirus, aunque en las entradas se promocionaba con aforo limitado.

Por tanto, tras tener conocimiento en los días previos por redes sociales, la Policía Local hizo un seguimiento de la fiesta y acordó el desalojo cuando aumentó la afluencia de personas, en base a las recomendaciones de salud pública.

Tras la apertura del expediente a los organizadores, la próxima junta de gobierno local de Alzira decidirá en septiembre si habrá sanciones. "Cuando todos los días aparecen contagios y rebrotes, no podíamos mirar a otro lado", subraya el primer edil: "No hemos hecho más que cumplir la ley".

Ahora se está tramitando la clausura administrativa del local, que está ubicado en una zona de tránsito de vehículos pero no habitable y no contaba con salidas de emergencia ni extintores, y está abierto el trámite de alegaciones.

La Policía Local ha alertado de la gravedad de los hechos por parte del organizador y también de los asistentes, dado el mal estado de la "nave-casa de campo" y el incumplimiento de medidas de higiene ante el coronavirus. De hecho, los aseos de la casa no estaban conectados al alcantarillado público y había malos olores, los cables eléctricos estaban colgando y los organizadores habían dispuesto una barra y una caja registradora para un concierto de ballenato, según tuvo conocimiento la Policía, que sabía con anterioridad de la existencia de carteles publicitarios y de la venta de entradas a 15 euros por comida, bebida y baile.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?